Caso Ornella: Los testigos complicaron al acusado, en el inicio del juicio

Ragno Ornella Foto

A un mes de cumplirse los cinco años de la muerte de Ornella Ragno, una joven oriunda de Lanús que murió luego de caer de una terraza, en un contexto dudoso, llegó a juicio oral y público el único imputado por el hecho, y quien se encontraba con ella aquella noche de febrero de 2013, Martín Romañach. El joven llega acusado de femicidio. La sala grande de juicios orales de Lomas de Zamora escuchó, en la primera jornada, a tres testigos de la causa, y al propio Romañach, que declaró frente al Tribunal Oral en lo Criminal 7, que será el encargado de manifestar un veredicto en las próximas semanas.

 

Pasadas las 9 de la mañana, tanto el fiscal, el particular damnificado como los abogados defensores del acusado, manifestaron los lineamientos iniciales del proceso. Los dos primeros, manteniendo la misma línea, acusaron a Romañach de “homicidio agravado por violencia de género” por la muerte de Ornella, en tanto que la defensa manifestó que, a lo largo de las audiencias, intentará comprobar que “no se ha cometido delito alguno”.

Romañach fue imputado, tiempo atrás, por la UFI 8 de Lomas de Zamora del delito de homicidio agravado por violencia de género, pero continúa en libertad porque el juez de Garantías Esteban Baccini negó la detención. Ornella estaba con Martín Romañach, un joven al que había conocido a través de Facebook, en un departamento ubicado en Aristóbulo del Valle al 100, Lanús, cuando cayó del octavo piso y falleció el 10 de febrero de 2013. El acusado había asegurado que Ornella “hizo un movimiento brusco y cayó de la terraza”, pero dicha versión no coincide con las grandes manchas de sangre que se encontraron en la terraza donde sucedieron los hechos.

La primera persona en declarar, una vez abierto el proceso, fue el acusado, donde relató cómo se habrían dado los hechos aquella noche, teniendo en cuenta que sólo él y Ornella se encontraban en aquella terraza. En medio de dicho testimonio, calificó el hecho como “un accidente”, y pidió disculpas a la familia de Ornella “por todo” lo sucedido.

Luego, se presentaron ante el Tribual dos oficiales de policía de la Comisaría 1° de Lanús – que se encuentra a la vuelta de donde se sucedió la muerte de Ragno – y manifestaron sus labores en la causa. Karen Soria indicó que Romañach llegó a la comisaría donde ella se encontraba de guardia pidiendo una ambulancia porque “se había caído una chica de la terraza”. Junto con él, se trasladó hacia el edificio, y sumó que aceleró el paso para llegar al mismo, una vez que Romañach le manifestó la cantidad de metros de altura desde donde había caído Ornella. “Estaba nervioso, shockeado”, agregó.

Por otro lado, Alberto Salvatierra – subcomisario de la nombrada seccional por aquel entonces – refirió que entrevistó al acusado esa misma madrugada, y le contó lo sucedido. “Lo vi muy dubitativo, medio confuso” declaró.

Por último, fue testigo de la causa Alicia Chamorro, quien fue pareja de Romañach tiempo después del caso de Ornella, y conoció los hechos sucedidos por internet. Chamorro declaró que estuvo seis meses de novia con él, y quedó embarazada. Describió la relación como “tortuosa” y aseguró que el acusado la “forzaba de manera psicológica”. “Él decía que tenía problemas de eyaculación, que si no lastimaba a la mujer no podía” mantener relaciones sexuales sumó Chamorro a su testimonio, y describió los hechos de violencia que sufrió de parte del acusado. “Su placer estaba basado en el sometimiento de la mujer”, indicó al Tribunal, y aseguró que fue amenazada por Romañach con la siguiente frase: “me decía que no quería una muerta más en su vida”.