Comenzó el juicio a un hombre acusado de asesinar a dos policias en Lanús

Tribunales Entredacostado

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora comenzó a enjuiciar a un hombre por el homicidio de dos policías en Lanús, ocurrido en enero de 2016. En los Tribunales de Lomas de Zamora, Maximiliano Cerrudo empezó a ser juzgado por el delito de robo doblemente calificado y doble homicidio simple. En la primera audiencia, se presentaron más de una decena de testigos, entre ellos personal policial que participó de la investigación y testigos del hecho. Cabe recordar que por el caso aún permanecen prófugas otras dos personas que actuaron junto a Cerrudo en el violento robo que terminó con la vida de los policías Marcelo Ponce y Roberto Medina.

 

El hecho ocurrió el 12 de enero de 2016, en Florida y Manuel Castro, en Villa Diamante, cuando una camioneta de la empresa Clan dedicada al reparto de cigarrillos estacionó en esa esquina bajo la custodia de los dos efectivos del CPC de Lomas de Zamora. En ese momento, tres delincuentes en un Fiat Uno color bordó interceptaron a los policías con el objetivo de robar el camión. Según la investigación, se determinó que Cerrudo le robó a uno de los policías una pistola calibre 9 milímetros y disparó varias veces contra ellos.

Ponce recibió un balazo a la altura del pecho que le ocasionó la muerte casi en el acto, mientras que su compañero también cayó al piso gravemente herido y falleció poco después en el Hospital Evita de Lanús.

Una de las principales testigos presentada por el fiscal Sebastián Bisquert fue la dueña del kiosco a la que el repartidor iba a entregarle la mercadería. La testigo indicó a los presentes que alrededor de las 10.30 llegó una camioneta Renault Kangoo blanca con el repartidor y dos custodios, que se encontraban uniformados. Allí, cuando a se estaba por retirar el repartidor, la dueña del kiosco escucha “voces fuertes, alguien que estaba diciendo ‘dame’ y ‘salí’”.

Por la ventana por la que atiende el negocio, vio a un hombre de espaldas, manifestó que “se bajó el custodio de adelante del auto y lo quiso agarrar (al asaltante) de la mano”. En ese momento, sumó, “escuchó dos disparos”, que impactaron en los agentes policiales.´

Otra de las testigos fundamentales en la primera audiencia fue el personal policial que actuó en la investigación y en los allanamientos posteriores, que culminaron con la detención de Cerrudo. Personal de la DDI Lanús – Avellaneda declaró que una vez ocurrido el hecho, se “realizó el relevamiento de cámaras” de la zona, donde se veía “un vehículo en fuga”, identificado como un Fiat uno Bordó. “Se veían ocupantes con prendas blancas” sumó la testigo en relación a las personas que se encontraban dentro del auto, si bien indicó que se veían dos personas con claridad, podrían ser tres.

A partir de tareas de investigación realizadas por el área de homicidios, se realizaron dos allanamientos, en la misma manzana. La oficial de policía indicó al Tribunal que dichas tareas “llevaron al domicilio de Cerrudo”, donde “había un auto con similares características” que el observado en las cámaras de seguridad. Consultada por la defensa del imputada, agregó que a diferencia del visto en las grabaciones dela zona del robo, el de Cerrudo “no tenía calcomanías” y sí contaba con la patente en la parte delantera.

Por último, un trabajador social del Patronatos de Lomas declaró ante los magistrados que el día de los hechos, Cerrudo se presentó en la sede de Fiorito – Budge, para la entrevista mensual que mantenía con los trabajadores del mismo. Según agregó, “no lo tenía a cargo” al imputado, pero sí lo entrevistó aquel día a las 13.30. “Le hice preguntas de rutina, firmamos la hoja y después se retiró” agregó.

Cerrudo fue detenido unos días después del hecho en una vivienda de Fiorito, en el marco de una serie de allanamientos ordenados por la justicia de Lomas de Zamora. En un principio, las declaraciones testimoniales e imágenes de cámaras de seguridad permitieron identificar a los autores del hecho, además de secuestrarse el vehículo marca Fiat uno de color bordo utilizado en el hecho.