La Suprema Corte licenció al fiscal General de Lomas y se recrudece la interna judicial

Ferrari Enrique

En una resolución, con votación dividida, la Suprema Corte bonaerense licenció por 90 días al fiscal General de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari, a pedido del procurador provincial, Julio Conte Grand. La medida fue adoptada en función de las denuncias en contra de Ferrari, quien hace dos semanas denunció la existencia de “causas armadas” en Lomas y apuntó, justamente, contra el procurador.

En una extensa resolución, la Suprema Corte dispuso el otorgamiento de una licencia a Ferrari por 90 días en función de “irregularidades” en la Fiscalía General de Lomas y por las denuncias que le iniciara Conte Grand.

En ese sentido, la Suprema Corta tomó en cuenta la intervención de Enrique Ferrari en una causa para que un fiscal a cargo suyo apoyara el pedido de suspensión del juicio oral contra un barra de Lanús realizado por el abogado defensor de este. A esto se sumó una denuncia por violencia laboral realizada por un grupo de empleados de la Fiscalía General.

Los jueces de la Suprema Corte sostuvieron la importancia de estas denuncias, que pueden derivar en un jury, pero consideraron que eso no permite “soslayar el contexto de gravedad que caracteriza el actual estado de cosas existente en el Ministerio Público Fiscal de Lomas de Zamora, ni minimiza la preocupación institucional de esta Corte sobre el particular, que amerita la adopción de medidas complementarias. El enfoque que preside este acto procura una solución equilibrada y basada en circunstancias objetivas como las ya reseñadas. Por ello, al tiempo que se desestima la idea de diferir indefinidamente la resolución sobre la referida licencia solicitada por el titular del Ministerio Público Fiscal -a cuyo pedido cuadra acceder en el entendimiento de que verosímilmente ha de contribuir a normalizar un área crítica del Poder Judicial- se insta al monitoreo de las restantes actuaciones en trámite en las que se investiga el desempeño de otros funcionarios de la Fiscalía General”.

Los votos para la resolución fueron de Hilda Koghan, Daniel Soria, Eduardo Pettigiani y Sergio Torres. En tanto, Eduardo De Lázzari y Luis Genoud votaron en forma negativa.

En su fundamentación, De Lázzari planteó la existencia de una situación más compleja en la Fiscalía General de Lomas, con denuncias que apuntan al fiscal General Adjunto, Sebastián Scalera, al procurador Conte Grand, y a otros funcionarios judiciales lomenses.

Con esta decisión, que incluye una auditoría en la Fiscalía General de Lomas y el nombramiento de un reemplazante – acto aún o efectuado – de Ferrari, se escribe otro capítulo de feroz interna en la justicia lomense.

Hace 15 días Ferrari denunció a Conte Grand, y a los fiscales Scalera y Pablo Rossi por “armar causas” en Lomas y los vinculó al espionaje ilegal durante la gestión de Mauricio Macri. Es planteo lo tiene en sus manos actualmente el juez federal de Lomas, Juan pablo Auge.