La Salada: Piden la elevación a juicio oral y público de la Banda de Quique

Uno de los ex hombres fuerte de La Salada, Enrique “Quique” Antequera, quedó más cerca del juicio oral y público en el que se lo juzgará como presunto jefe de una asociación ilícita dedicada a extorsionar a feriantes para dejarlos trabajar en ese predio de Ingeniero Budge. Junto a él están imputadas otras 23 personas.

Tras el pedido realizado por la el Cuerpo de Instructores de la Fiscalía General de Lomas de Zamora, el juez de Garantías 8, Gabriel Vitale, deberá decidir si eleva una de las megacausas de La Salada a juicio oral. Se estima que el magistrado tomará una decisión en los primeros meses del mes próximo.

En el pedido – según indicaron fuentes judiciales a DiarioConurbano.com – el Ministerio Público indica a Antequera, Marcelo Aravena,  Santiago Vélez, Hernán “Fantasma” Ávalos, Roberto y Ruperto Barraza, Luis Nelsón Davalos (padre), Luis Nelsón Davalos (hijo), Juan Manuel Lauzan, Ramiro Edwin Saravia Rodríguez y Roberto Alejandro Ríos.

“Asociación ilícita, coacciones agravadas y secuestro coactivo agravado”, son las principales imputaciones a la Banda de Quique, tal como se conocía a este grupo – compuesto por varios barras y un policía, entre otros – en La Salada. Además de las extorsiones a feriantes, también habían creado una empresa de seguridad “trucha” con la que – según la acusación – actuaban como una fuerza parapolicial en la zona.

Actualmente, varios de los imputados ya fueron excarcelados pero deberán estar sentados en el banquillo de los acusados en el juicio oral y público. Se estima que, de acuerdo al importante número de acusados, el debate se realice recién a fines de 2019 o principios de 2020.

En el expediente aparecen referencias a que jefes policiales y funcionarios municipales conocían el turbio accionar de la Banda de Quique en La Salada. Habrá que esperar hasta el juicio oral para determinar si esto puede o no abrir otra investigación.

La banda comenzó a desarticularse en agosto de 2017 con la detención de Antequera, Aravena y Ríos en una serie de allanamientos que incluyó el predio de Urkupiña, sector de La Salada que administraba “Quique”.

De fluidos contactos con distintos sectores políticos, Antequera había construido un férreo poder en La Salada. Su detención se produjo poco después de la de otro hombre fuerte de esa zona de Budge: Jorge Castillo.