La Reforma Judicial, eje de una charla organizada por la AJB Lomas

Integrantes del poder judicial, trabajadores y funcionarios de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) Lomas de Zamora intercambiaron ideas en la charla “Reforma Judicial: Miradas sobre la justicia” con el fin de abordar el debate sobre el proyecto que obtuvo media sanción en el Senado.  La reunión virtual contó con la participación del Padre Francisco “Paco” Olveira, cura en Opción por los Pobres (OPP); Luis Federico Arias, ex juez en lo Contencioso y Administrativo del Departamento Judicial de La Plata; y Rodolfo Tailhade, Diputado Nacional. El cierre estuvo a cargo de Jorge Sotelo, Secretario General de AJB Lomas de Zamora. 

El ex juez Arias opinó que la reforma debe debatir sobre el perfil de los jueces, debe hacerse con pluralidad y con la intervención de la ciudadanía. “Hay que saber que jueces queremos, tener en cuenta su trayectoria, pienso que debe armarse un observatorio judicial, una audiencia pública y que se tenga en cuenta la participación de los ciudadanos”, afirmó el letrado. 

La charla fue organizada por la Secretaría de Funcionarias y Funcionarios de la AJB de Lomas de Zamora y con el apoyo de las Universidades Nacionales de Avellaneda, Quilmes y La Plata.

Desde una visión más social, el Padre Paco Olveira aseguró que “no hay justicia para los pobres” y que en general “queda lejos físicamente”. “Los juzgados descentralizados nos cambiaron la vida pero no la solucionaron. Así que es un cambio fundamental tener más juzgados federales en todo el país”, relató el cura. 

En este sentido, el sacerdote consideró que la reforma “salga lo que tenga que salir” debido a que “es absolutamente necesaria” y expresó que los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ) transformaron las posibilidades de los pobres para ser partes de los procesos judiciales. 

“Una cocina para un pobre es un lujo, así que tener un abogado es algo suntuoso. Pienso que los jueces y los fiscales pisan un poco más el barrio y vamos a tener una justicia mejor para todos”, manifestó Olveira.

En esta línea, Tailhade argumentó que la “participación popular es la clave en un proceso de reforma y en todas las instancias” y que esta iniciativa es “una base para otras reformas”. “No se trata de reformar dos leyes sino una reforma integral del sistema, pautas institucionales al interior del poder judicial, cultura del trabajo, leyes, sanciones”, declaró el Diputado Nacional por el Frente de Todos.

Sotelo, a partir de su trayectoria sindical dentro de la justicia, expresó que “la justicia tiene que cambiar radicalmente ya que no es un servicio, sino que es un derecho”. “La justicia no tiene que ser eficiente, tiene que ser eficaz, llegar a todo el mundo y cumplir su verdadera función”, confirmó.

Además, el Secretario General de Lomas criticó la falta de un recambio sobre los jueces. “Hoy hay fiscales y magistrados desde la dictadura o acusados por delitos de lesa humanidad. Desde el gremio, luego de tres años pudimos lograr que un juez fuera desplazado por acoso a una trabajadora”, aseveró.