La novia del hombre asesinado en Santa Catalina espera que no liberen a los menores detenidos

A un mes del crimen de Mario Aguirre, un hombre asesinado en la Reserva Natural Santa Catalina en un robo, la novia exige que se haga justicia y espera que para el año que viene se eleve a juicio la causa por el homicidio. El hecho sucedió el 11 de noviembre último cuando Aguirre estaba con su novia merendando y hasta el momento hay dos menores de edad detenidos.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Cecilia, novia del joven, contó: “Sé que la causa está bastante avanzada, no es fácil salir adelante pero el deseo de justicia por él lo puede todo. Fue algo totalmente injusto porque ya les habíamos dado todo, no entiendo por qué le pegaron”. 

Los dos menores fueron judicializados pero uno de ellos tiene 14 años así que si bien no será juzgado permanecerá en un instituto de menores en La Plata por la gravedad del hecho. 

“El otro tiene 17 años, está con prisión preventiva que está apelada pero al ser homicidio, el fiscal nos dijo que creen que la preventiva va a ser confirmada”, opinó la novia de Aguirre que presenció todo el ataque. 

Si bien por ahora sigue en investigación, Cecilia espera que uno de ellos sea juzgado por un Tribunal. Ella es la única testigo del homicidio porque estaba con Aguirre en la Reserva cuando los dos jóvenes les robaron. 

“Las primeras semanas estaba con un shock postraumático. Ver morir a la persona que amas fue horrible, me puse en una burbuja pero mi hermano se ocupó de pedir justicia en este tiempo”, relató.

A los tres días del ataque, la Policía detuvo a los dos jóvenes y la familia se dedicó a solicitar testigos o cámaras zonales porque al ser una zona muy solitaria, no se encontraron personas que hayan visto el hecho y temían que quedara impune. 

“Queremos todo ya pero sabemos que la justicia tiene sus pasos. Yo supongo que mi relato se va a tener en cuenta, sé que el fiscal se movió bastante rápido y voy a luchar para que se haga justicia por él”, manifestó Cecilia. 

La pareja estaba sentada en un sendero de la Reserva Natural y cerca de las 19  del 11 de noviembre último decidieron emprender la vuelta a sus hogares. Cuando se pusieron las zapatillas, aparecieron dos sujetos, les exigieron sus pertenencias y golpearon a Aguirre. 

Luego de agarrar la mochila, uno de ellos agarró un tronco y lo golpeó a Aguirre en la cabeza, lo que le provocó la muerte. Se estima que la joven tuvo que salir de la Reserva para pedir ayuda mientras su novio se desangraba.

En este contexto, la joven y su familia solicitaron que haya más presencia policial en la zona debido a que es uno de los pocos lugares al aire libre pero que registra muchos ataques. 

“Es un lugar para pasar un momento agradable y tiene que ser seguro. Hoy por hoy la gente va como si no hubiese pasado nada y todo el tiempo hay casos nuevos”, agregó Cecilia.