La muerte de una joven de Burzaco dentro de un contendor: ¿Crimen o accidente?

A casi dos meses, la muerte de una joven de 19 años, hallada dentro de un volquete una viga metálica encima, en Burzaco, es un enigma. Si bien la autopsia indicó que falleció por golpes, presuntamente por la estructura que tenía sobre su cuerpo, al fiscal todavía le quedan dudas y no se descarta un homicidio.

Por el momento, la causa por la muerte de Luciana Magalí Haedo está caratulada como “averiguación causales de muerte”. El fiscal Sergio Anauti, de la UFI 1 de Lomas, no quiere aún calificar el hecho como un homicidio culposo, es decir un accidente.

La primera versión era que Luciana había fallecido aplasta por la viga metálica pero los investigadores no están convencidos de esa hipótesis. Por eso se espera el análisis de las cámaras de seguridad de la zona para ser los últimos movimientos de la víctima y de otras personas.

“Es raro el lugar del hallazgo y también cómo apareció el cuerpo. No se puede descartar aún la hipótesis de un crimen”, sostuvo un investigador a DiarioConurbano.com.

Fuentes policiales indicaron que el cuerpo sin vida de Luciana Magalí Haedo fue encontrado el 31de marzo último por la mañana dentro de un contenedor, ubicado en Prieto y Ruta 4 en Burzaco.

Sobre el contenedor había caído, aparentemente, una estructura metálica, que estaba sobre el cuerpo de la joven. En principio, todo indica que se trató de un accidente aunque se esperan pericias.

Según trascendió, los familiares de Luciana indicaron que la joven sufría problemas de adicciones y había dejado su casa de Glew para vivir en la calle o en piezas que alquilaba.

Según fuentes de la investigación, los policías hallaron en el container un colchón y, por algunos testimonios, se estima que la joven estaba viviendo o sólo durmiendo  en el lugar cuando ocurrió el fatal hecho.

La causa se encuentra caratulada, por el momento, como “averiguación causales de muerte”, y tramita en la UFI 1 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Sergio Anauati.