La Masacre de Wilde, cerca del juicio oral: “No íbamos a permitir que la causa se cerrara”

Luego de 25 años de la Masacre de Wilde, una persecución policial que terminó con el asesinato de cuatro personas, se espera que se realice el juicio oral el año próximo, luego de una audiencia previa que se efectuará este mes de diciembre. En diálogo con DiarioConurbano.com, Raquel Gazzanego, viuda de una de las víctimas, Edgardo Cicutín, aseguró: “Tengo la expectativa de que se produzca el juicio, lo cual no es poco. Pero respecto del resultado prefiero no tener expectativas porque estoy casi segura de que no será el que me gustaría”. Llegarán a juicio oral 9 ex policías de la Bonaerense.

Las familias de las víctimas, Edgardo Cicutín, Norberto Corbo, Héctor Bielsa y Gustavo Mendoza, denunciaron las acciones dilatatorias de la defensa de los policías para realizar el debate oral que juzgue a los policías acusados de la masacre ocurrida el 10 de enero de 1994.

En este sentido, Cicutín manifestó que la causa “se viene luchando cada vez que intentaron cerrarla”.

“No tenía duda de que iba a llegar la causa a un juicio porque fuimos nosotros los que luchamos para eso. Todo lo que hicimos fue pensándolo porque no íbamos a permitir que la causa se cierre”, apuntó la viuda de Edgardo Cicutín.

Los nueve imputados por cuádruple homicidio agravado son los ex policías Roberto Mantel, Osvaldo Lorenzón, Eduardo Gómez, Pablo Dudek, Marcelo Valenga, Marciano González, Julio Gatto, Hugo Reyes y Marcos Ariel Rodríguez.

Gazzanego planteó que más allá de la condena que puedan tener, “simbólicamente tiene mucha importancia ver a los imputados que quedaron vivos ahí sentados”.

“Para mi es muy importante llegar al juicio, el hecho de que lleguemos a esta instancia es crucial y es un paso super gigante y que muchos no esperaban que sucediera”, relató.

Tras la resolución de la Suprema Corte bonaerense en 2014 para que se juzgue a los responsables de los homicidios, las familias reiteraron en varias ocasiones la necesidad de que el TOC N 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora fije fecha de juicio oral. 

Si bien hay muchos testigos que murieron, se espera que se pueda dar cuenta de lo sucedido y se esclarezca el caso. En este sentido, la viuda del librero asesinado aseguró que “hace tanto tiempo que sucedió todo que lo que se pueda llegar a conseguir es incierto”. 

“La justicia que me tocó a mi es muy cercana de la Policía y la justicia no es justa y muy lenta”, aseguró.