La hermana de víctima de femicidio en Budge pide la adopción de sus sobrinos

A dos años del femicidio de Vanesa Caro, una mujer asesinada por su pareja en 2019, su hermana solicitó la adopción de los cuatro hijos de la víctima y espera el juicio contra el autor del femicidio. Carolina Caro, la hermana de Vanesa, es la persona que puso bajo su guarda a los menores de edad que presenciaron el hecho y le fueron a pedir ayuda para que salvara a su madre.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Carolina comentó que “a los chicos les cuesta escribir el apellido del hombre que mató a su mamá” y que se querían pasar a llamar Caro como Vanesa. “Lamentablemente este trámite es muy burocrático con muchas trabas. La parte de la familia de él no los reclama a los chicos, soy yo la que los quiero tener porque mi hermana me pidió que los cuide”, afirmó Carolina. 

Vanesa tenía cuatro hijos, quienes presenciaron cuando su papá la prendió fuego en marzo del 2019. Si bien durante seis meses fue tratada en el Hospital de Quemados, las heridas que padeció fueron muy graves y murió en septiembre de ese mismo año. Leonardo Zeniquel, acusado por el femicidio y padre de los cuatro menores de edad, Carolina pasó a ser la tutora de los niños.

“El trámite está parado, se que es largo pero soy la tía, ya vinieron trabajadoras sociales a ver como están. Pienso que debería ser más rápido así nos podemos manejar con su custodia”, explicó.

Con respecto al proceso judicial, la causa fue elevada y se espera que el juicio, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, se realice en el 2021. Las pruebas contra Zeniquel son contundentes: además del testimonio de los menores de edad, Vanesa declaró y escribió una carta en la que relató detalladamente lo sucedido.

En este sentido, Carolina opinó que cuando se despertó Vanessa del coma no podía hablar entonces “decidió escribir lo que había vivido con él, el miedo que sentía y la violencia previa”. 

“Yo creo que ella se salvó un tiempo para hacer justicia, para ayudar a sus hijos, a su familia. Si ella no lo contaba era la palabra de él contra sus hijos. Nosotros no estuvimos ahí así que de ese día no podíamos decir nada”, contó Carolina.

La familia de Vanesa analizó que la sentencia será perpetua y esperan que la justicia tenga en cuenta lo que sufrió la mujer ya que no fue el único episodio de violencia. 

“Yo estoy tranquila, tengo fe que se haga justicia y que el tipo pague con perpetua. Hay muchas pruebas contra él y todo esta encaminado para darse como queremos”, aseveró la hermana de Vanesa.

Según la investigación, Zeniquel se dirigió el 2 de marzo de 2019 por la noche hacia el domicilio de Vanesa, quien estaba con sus cuatro hijos. Luego de una discusión, el acusado le pegó, la roció con alcohol y la prendió fuego en la misma habitación donde estaban los menores de edad que corrieron a lo de sus tías para pedir auxilio. “¡‘Tía andá a ayudar a mi mamá, que papá la prendió fuego’!, gritaban los niños.