La Fundación Emanuel Maidana recibió el reconocimiento “Orgullo de Ser de Lomas”

La familia de Emanuel Maidana recibió el reconocimiento de la mano de Martín Insaurralde

La Fundación Santiago Emanuel Maidana recibió el reconocimiento “Orgullo de ser de Lomas” por su labor en el barrio el Bajo de Villa Centenario. La institución, ubicada en Justo Rawson, esquina Conesa, lleva el nombre de un joven asesinado en junio de 2016 al resistir un robo. Funciona como merendero además de realizar distintas actividades para los 70 niños que acuden.

Cerca de las seis de la tarde en el Teatro del Municipio, Ana Churruarin y Aldo Maidana, padres de Emanuel, fueron reconocidos por la tarea que llevan a cabo. La Fundación prepara juegos, talleres de literatura, de manualidades y actividades culturales. También funciona el programa FINES para que los adultos terminen la secundaria y cuenta con 12 alumnos de primaria.

Ana, madre de Emanuel, afirmó: “Fue muy emotivo recibir este reconocimiento. Estoy muy agradecida y me alegra que las personas que trabajan en la fundación reciban un reconocimiento. Es una forma de colaborar con el barrio a pesar de que a mi hijo ya no me lo devuelven más”.

Antes de que sea Fundación Santiago Emanuel Maidana, la institución funcionaba con el programa Copa de Leche. Sin embargo, desde que murió su hijo, ambos padres se comprometieron a colaborar de alguna manera con los niños y adultos de Villa Centenario. Es por eso que inauguraron la Fundación que lleva el nombre de su hijo.

En este sentido, Ana aseguró: “Me llena de orgullo que al nombre de mi hijo se lo recuerde bien. Lo que nos queda es ayudar a la gente que lo necesita”. Emanuel Maidana, de 18 años, fue asesinado cuando se resistió al robo de su moto.

También su madre manifestó descontento con la Justicia debido a que la causa del asesinato de su hijo, ocurrido el 19 de junio del 2016, no avanza por falta de pruebas y testigos. “No avanza y nadie me va a devolver a mi hijo. Espero que resuene un poco más con este reconocimiento”, indicó Ana.

Además de la apertura de la Fundación que todas las tardes les otorga una merienda a los vecinos, los Maidana arreglaron un terreno descampado ubicado cerca de la institución e instalaron arcos de fútbol, bancos y un mural en memoria de Emanuel.