La familia del comerciante asesinado en Turdera denuncia que “la causa no tiene avances”

La familia de José Gatto, el jubilado de 74 años asesinado por delincuentes a fines de mayo en su vivienda de la localidad de Turdera, pide a la justicia que avance en la investigación y se detenga a los sospechosos que continúan prófugos.

La hija de José Gatto, Agata, manifestó en diálogo con DiarioConurbano.com, que la investigación no avanza y todavía “hay gente que sigue suelta” a pocos días de que se cumpla cuatro meses del homicidio.

La causa continúa sin avances, parece que nadie tiene apuros. A veces siento que como muchos otros casos que ocurren en nuestro país, lo que pasó con mi papá va a ser un caso más. Parece que en este país los ladrones y asesinos tienen más derechos que aquellos que son asesinados, maltratados y ultrajados”, expresó la mujer en medio de su dolor.

Cabe recordar que a principio de junio se detuvo a tres hombres acusados por el delito de “homicidio y robo agravado por el uso de arma de fuego”. Sin embargo, al poco tiempo, uno de ellos fue liberado porque “no había ningún elementos que lo involucrara en el robo”. En tanto, se busca a otros sujetos que podrían estar involucrados en el homicidio.

Fuentes cercanas a la investigación informaron que se llega a los primeros sospechosos por las pistas y seguimientos de los automotores. Sin embargo, se supone que las características físicas de los que ingresaron a robar a la vivienda del jubilado era otra.

Por otro lado, la hija de la víctima, explicó que solicitó un oficio para poder contar con un abogado y que se lo siguen “negando”.

En este momento también estoy pidiendo que desde el Ministerio de Justicia me labren un oficio porque se ofreció un abogado para representar la causa de mi papá, pero como pertenece al Colegio de Abogados de La Matanza necesita la autorización para que pueda ingresar. Hace dos meses que estoy pidiendo eso y todavía no me contestaron”, indicó.

El hecho

El hecho ocurrió el viernes 28 de mayo, alrededor de las 21, cuando José Gatto, de 74 años, llegó a su casa ubicada junto a su comercio de venta y reparación de radiadores, en la avenida Hipólito Yrigoyen y Azcuénaga, en Turdera.

El hombre fue interceptado por dos delincuentes que, a punta de pistola, lo ingresaron por la fuerza a su vivienda. Allí se toparon con su hijo, Nahuel, a quien golpearon. El hombre fue llevado, amenazado, por los delincuentes al comercio. Previamente, los sujetos ataron a su hijo.

Al parecer, el comerciante habría intentado forcejar con los ladrones y uno de ellos le disparó dos veces. Luego, escaparon en la camioneta Berlingo de la víctima.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°11 especializada en Entraderas y Escruches de Lomas de Zamora.