La familia de Vanesa Caro conforme con el fallo: “Ahora Vane puede estar en paz”

Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de Lomas de Zamora condenaron este jueves a la pena de prisión perpetua a Leonardo Víctor Zeniquel (40) por el femicidio de Vanesa Caro (38). La hermana de la víctima, Carolina Caro, manifestó tras la condena: “Valió la pena tanta lucha para que se pudiera hacer justicia”.

De esta manera, los jueces Gabriel Emilio Vandemberg, Marianela Mazzola y María Laura Altamiranda decidieron sostener la acusación que había solicitado la fiscalía la semana pasada y declararlo culpable.

Estábamos todos muy nerviosos hasta el momento en que escuchamos que fue condenado a prisión perpetua. Fue el momento del desahogo, de los gritos contenidos después de tanto dolor. Ahora Vane puede estar en paz sabiendo que se hizo todo para que el asesino pueda estar donde corresponde”, expresó Carolina Caro, la hermana de la víctima, en diálogo con DiarioConurbano.com.

La lectura de la sentencia se realizó este mediodía por la plataforma Microsoft Teams. El tribunal condenó a Zeniquel por el delito de “homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y por ser perpetrado por un hombre en contra de una mujer en el contexto de violencia familiar y de género en concurso real con desobediencia”.

El juicio

Durante las dos jornadas de debate se escucharon las voces de nueve testigos. La semana pasada, en la etapa final, la fiscal Marina Rocovich relató los detalles del homicidio antes de solicitar la pena de prisión perpetua para Zeniquel. Por su parte, la defensa del condenado, a cargo de Juan Antonio Raña, se esforzó al tratar de desligar al hombre de su responsabilidad en los agravantes y solicitó la absolución por el principio de la duda.

El femicidio de Vanesa Caro conmocionó a los vecinos de Villa Lamadrid, localidad de Ingeniero Budge, por el sufrimiento que padeció la víctima quien falleció seis meses después del hecho.

El 2 de marzo de 2019 cerca del mediodía, Zeniquel, padre de los cuatro hijos de Vanesa, llegó a la vivienda que la víctima alquilaba en la calle Limay al 500, en Villa Lamadrid.

La pareja estaba separada porque Zeniquel era violento y Vanesa ya lo había denunciado. El día del hecho, el hombre ingresó violentando la vivienda y ella le suplicaba que abandonara el lugar porque los chicos comenzaban a llorar. Fue en ese momento que Zeniquel “la roció con alcohol, forcejearon, ella cae al suelo y él le prende fuego”.

La investigación determinó que la mujer primero confesó que fue ella quien se prendió fuego. Sin embargo, meses más tarde y estando aún internada por las quemaduras decidió contar su verdad: declaró que mintió por el “miedo” que le tenía a su ex pareja y que fue él quien la roció de alcohol y la quemó delante de sus hijos.