La familia de un joven asesinado en Fiorito quiere abrir un comedor comunitario

A dos semanas de la muerte de Luciano Joel Fontaina, un joven de 18 años asesinado de un tiro en Fiorito, los vecinos del barrio pretenden armar un merendero en memoria de la víctima y para que los adolescentes tengan un espacio propio. Por otra parte, trascendió que liberaron al supuesto autor del disparo, quien es menor de edad, y según lo relatado, la Policía busca al resto de los implicados. 

En diálogo con DiarioConurbano.com Rosa Gonzalez, tía del joven, manifestó: “Los vecinos se unieron luego de la muerte de Luciano y estamos trabajando todos los vecinos para poner algo para el barrio, para ayudar a los chicos”. 

La familia y los vecinos pautaron que realizarán una marcha todos los miércoles hasta que se haga justicia por Fontaina. “Yo pienso que se va a hacer justicia pero no nos tenemos que quedar, nos tenemos que hacer escuchar porque todo el barrio está en contra de esta injusticia”, explicó la tía de la víctima. 

Si bien se estima que fue un intento de robo, el padre de la víctima, negó, en diálogo con este medio, que haya sido un robo ya que había “un conflicto previo entre ambos”. “No fue solo un robo porque ellos tenían problemas con la prima de mi hijo y esa noche se cruzaron”, opinó.

Con respecto a los implicados en el crimen, Gonzalez contó que el menor de edad que se entregó, fue liberado y según los relatos de los vecinos “fue quien disparó”. “El resto están siendo buscados, pusimos afiches, se acercó la policía para buscarlos porque aparte ya tienen causas otros chicos”, manifestó.

A raíz de la muerte de Fontaina, los vecinos se agruparon en contra de los puntos de venta de droga y del delito que viven día a día. Eso por eso que esperan poder inaugurar un comedor. “Queremos hacer el merendero para que los chicos vean que hay esperanza y futuro mejor, una posibilidad más estable”, relató la mujer. 

El asesinato del joven ocurrió en la esquina de Gabriel Miró y Australia.  Fontaina estaba con su grupo de amigos cerca de un kiosco del barrio cuando el joven fue interceptado por al menos dos personas que lo amenazaron y el se resistió. 

En el caso interviene la UFI de Responsabilidad Penal Juvenil nro. 7 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.