La familia de un joven asesinado en Budge reclama que los acusados sean condenados

A pocos días de cumplirse tres años del crimen de Julio Villalba, un joven de Ingeniero Budge que murió luego de ser apuñalado por una banda que intentó robarle cuando volvía de la escuela, su familia espera la sentencia del juicio abreviado. “seguimos esperando una condena”, explicó la hermana de la víctima.

El año pasado la fiscal Leila Salem y la defensa de los imputados habían acordado una pena, en el marco de un juicio abreviado, pero el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora lo rechazó, en desacuerdo con la calificación.

La familia de la víctima había manifestado su satisfacción cuando se llegó a un acuerdo entre la fiscal y la defensa para obtener una pena sin pasar por el debate oral tradicional.

“Queríamos la pena máxima, pero muchos testigos no se presentaron y otros se contradecían. La fiscal nos explicó que así no podíamos llegar a juicio así que aceptamos el abreviado”, explicaba la hermana del joven.

El acuerdo entre la fiscalía y la defensa había sido de aplicar 14 años de prisión y 11 años para el otro imputado. Ambos están acusados por el delito de “Homicidio en ocasión de robo”.

Ahora se espera que el nuevo juez tome intervención en la causa y resuelva el caso. “Ya casi se cumplen tres años y seguimos esperando justicia para mi hermano. El año pasado un juez rechazó el pedido de la fiscal y lo tenía que tomar otro, pero pasó mucho tiempo y seguimos sin tener novedades. Estamos a la espera de saber qué va a pasar”, relató Natalia, la hermana de la víctima, en diálogo con DiarioConurbano.com.

El caso

El ataque que terminó con la vida de Julio Villalba (18) se produjo en la esquina de la avenida Olimpo y San Juan, el 21 de marzo de 2019, alrededor de las 23. El joven había tomado un interno de la línea 31 para volver de la Secundaria 9 en Ingeniero Budge, donde terminaba sus estudios, hasta su casa.

Cuando el joven descendió del colectivo en el que viajaba, fue interceptado por al menos cuatro sujetos con fines de robo. Aparentemente, en medio de un forcejeo uno de los ladrones lo apuñaló.

Los delincuentes huyeron del lugar llevándose una mochila, mientras que Villlalba caminó herido hasta su casa ubicada a unos 100 metros del lugar. Fue trasladado de urgencia por un vecino al Hospital Alende, de Ingeniero Budge, y más tarde fue derivado al Hospital Gandulfo donde falleció el 30 de marzo como consecuencia de las heridas de gravedad que recibió en el ataque.