La familia de un hombre asesinado en Fiorito señala a los amigos de la víctima

A más de un año del homicidio de Diego Retamar, asesinado en Fiorito por más de una persona, la familia exige que la justicia detenga a los sospechosos debido a que los vecinos los identificaron y espera que no quede impune el caso. El hecho ocurrió el 29 de octubre de 2019 luego de juntarse con varios amigos. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Sandra, hermana de la víctima, aseguró: “Por ahora seguimos igual sin detenidos, no hay ningún avance a pesar de que los principales sospechosos fueron señalados y se ven en el video que registró el hecho. Lo de mi hermano no puede quedar impune”. 

Desde un principio, los familiares y vecinos de Retamar apuntaron contra los conocidos que esa noche estaban con él en su domicilio, pero la justicia no determinó quienes son los responsables. Retamar fue brutalmente golpeado y apuñalado, es por eso que sus más allegados señalaron que participó más de una persona. 

“A mí me avisaron que Diego estaba tirado en la calle y toda su casa estaba llena de sangre, parece que lo mataron en la casa pero lo tiraron encima del coche. A nosotros nos dijeron que estaba con el “Chino”, el “Empuje” y un par más que son vecinos”, aseveró la hermana. 

Según lo relatado por la familia, en el video se ve a varios de los conocidos de Retamar y los vecinos destacaron que habían discutido por un desacuerdo y que finalmente la víctima quiso sacarlos de su casa. No obstante, en la causa no aparecen imputados identificados.

“Dicen que ya había bronca entre ellos pero no sabemos bien quienes fueron. Igualmente no entiendo por qué no los detienen. El fiscal no tiene un fundamento para explicarme porque están en libertad”, arremetió la hermana de Retamar. 

El hombre de 41 años asesinado se había reunido en su casa con los amigos, quienes luego de llamar a varios Uber le robaron el auto a un conductor. Al otro día fue encontrado el cuerpo de la víctima en Ginebra y Conesa, en Fiorito, y en el registro de una cámara se vio como desde un auto tiraron un cuerpo por la zona en la que fue hallado. 

En este sentido, la familia relató que si discutieron, el joven “no se iba a dejar patotear” y estiman que lo acorralaron entre más de uno. “No sabemos el motivo de la pelea bien, pero dicen que los pibes fueron a robar y él se enojó”, afirmó Sandra.