La familia de un cartonero asesinado en Fiorito reclama la detención de los prófugos

A un año de la muerte de José Ignacio Molina, un joven de 29 años asesinado por varias personas en Fiorito, la familia realizará una marcha para exigir que se detenga al resto de los responsables que se estima que se encuentran en la zona. 

Molina era cartonero y el 26 de octubre del año pasado defendió a su sobrino de una pelea con otros jóvenes, pero horas más tarde regresaron en patota y lo asesinaron con varas metálicas y piedras.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Mario Molina, hermano de la víctima, aseguró: “Hay dos personas más que lo golpearon y fueron autores del hecho que siguen prófugos y sospechamos que estan por Fiorito. Entonces queremos que salgan a buscarlos”. 

Desde un principio, Magdalena Gómez,  Ezequiel, Maximiliano y Miguel Molina fueron acusados de haber atacado a José en grupo. Sin embargo, sólo Magdalena y Maxiliano fueron detenidos por el delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas. 

Se estima que los dos imputados, que tienen antecedentes por homicidio y robo, lleguen a juicio detenidos por algunas amenazas que sufrió la familia del joven y sean juzgados el año próximo. Con respecto al juicio, Mario espera que sean juzgados por “homicidio” y que no se trate de soslayar el delito por muerte en riña.

“No fue una pelea porque no hubo posibilidad de que él se defienda. Fue premeditado, decidieron ir a buscarlo, lo emboscaron y no pudo defenderse porque eran muchísimas personas”, aseveró.

Tanto amigos como familiares y compañeros de trabajo de Jose marcharán desde Pilcomayo y Arlt hasta la comisaría para reclamar que los busquen. Tenemos la sospecha de que están por Fiorito porque nos cuentan que los vieron. Pero nosotros no los vamos a ir a buscar porque lo que menos queremos es que haya más muertos en esta historia, solamente queremos justicia”, argumentó Mario. 

Según lo relatado por varios testigos, Miguel y Ezequiel tuvieron participación directa sobre el ataque ya que lo golpearon con fierros y piedras. “La fiscalía nos dice que los están buscando y la verdad que yo le creo porque el fiscal trabajó muy bien en el caso pero igualmente nos preguntamos como puede ser que no caigan”, manifestó Mario.