La familia de Romina Acuña denunció graves amenazas y agresiones

Se trata de la joven de 20 años, asesinada en 2010 por un vecino, en Ministro Rivadavia, en Almirante Brown. Su familia denunció amenazas y una agresión a su hermano de parte de los familiares del imputado – aún prófugo – Silvano Maidana. La familia de la víctima y del acusado viven en la misma cuadra, a pocos metros de distancia. Los Acuña, a partir de hechos anteriores, cuentan con custodia policial permanente.

La familia de Romina Acuña – una joven asesinada en Ministro Rivadavia, partido de Almirante Brown, en 2010 – denunció que sufrió amenazas e intimidaciones de los allegados de Silvano Maidana, un hombre que es buscado como autor del homicidio.

La familia de Romina y la del principal acusado de matarla viven en la misma cuadra, en Ministro Rivadavia, a pocos metros de distancia.

“Le han publicado amenazas terribles en el Facebook a una de mis hijas”, contó Estela Maris Díaz, la mamá de Romina, en referencia a acciones de la familia de Silvano Maidana, aún prófugo por el homicidio.

La mujer dijo que “las amenazas disminuyeron pero nunca terminaron del todo, y esto es una muestra”. En tanto, recordó que, a partir de esa situación, su familia tiene custodia policial permanente en el frente de su vivienda.

Díaz relató que otro de sus hijos, Brian, de 17 años, fue golpeado por familiares de Silvano Maidana. “Para protegerlo, tuvimos que dejarlo de mandar a la escuela y ahora le mandan la tarea a casa y él la hace”, añadió.

“No tengo miedo por mí. Temo por lo que les pueda pasar mis hijos y por cómo los pone esta situación”, expresó Díaz, en diálogo con DiarioConurbano.com

La mujer recordó que Silvano Maidana permanece prófugo aunque tiene pedido de captura. “Lo he visto venir a visitar a su familia, llamé a la Policía pero no llegaron a tiempo”, se lamentó.

Romina Acuña, de 20 años, fue asesinada el 10 de octubre de 2010 frente a su vivienda de la calle Córdoba al 700, en Ministro Rivadavia, partido de Almirante Brown.  La joven  – que tenía un hijo de dos años – murió al recibir un balazo en el cuello. En el mismo hecho, fueron heridos su hermano y su padre.

Por el momento, el único imputado es Silvano Maidana, un vecino de la familia de la víctima, que había amenazado y agredido a los Acuña en reiteradas oportunidades, antes del homicidio.

Estela Díaz marcó el origen del conflicto en un “apriete” de la policía de Burzaco para que saliera como testigo en un incidente que habían tenido uniformados con miembros de la familia Maidana, a metros de su casa.

“Desde aquél momento, tanto los policías como algunos integrantes de la familia Maidana no nos dejaron vivir en paz”, sostuvo. La mujer planteó varias veces esta situación ante la Justicia y pidió custodia.

Tras denuncias y marchas, la UFI 8 reactivó, hace algunos meses, la orden de captura de Silvano Maidana, a partir de una intervención en la causa del fiscal general de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari.

La causa se encuentra ahora a cargo del titular de la UFI 8 de Lomas de Zamora, Leonardo Kaszewszki. En tanto, la investigación pasó a la órbita de la DDI de Esteban Echeverría.