La familia de Paula Santillán espera el juicio oral y apunta contra un boliche de Budge

Santillan Paula Uno

La familia de Paula Santillán – la mujer de 37 años, asesinada de un disparo en la cabeza, en abril de 2017 frente a un local bailable de Ingeniero Budge – anunció que demandará civilmente a los propietarios del boliche por los considera responsables de no haber evitado el homicidio

Santillán fue asesinada frente al boliche “La Cabaña”, ubicado sobre la colectora del ex Camino Negro. El local se encuentra cerrado desde que ocurrieron los hechos.

Por el crimen, este año se realizará el juicio oral y público en los Tribunales de Lomas de Zamora. En el banquillo de los acusados estará  Carlos Daniel Martínez, de 23 años, a quien la fiscalía imputa por el crimen de Paula Santillán.

“Vamos a iniciar una demanda civil contra los propietarios de La Cabaña porque ellos pudieron haber evitado que asesinaran a mi hija y no hicieron nada”, aseguró Patricia Besares, mamá de Paula Santillán.

En contacto con DiarioConurbano.com, sostuvo que “los dueños de La Cabaña recibieron la amenaza de que los que le dispararon iban a volver, no cerraron, no despejaron el lugar, esas personas regresaron y dispararon contra el frente y mataron a mi hija”.

Con respecto al juicio oral que se hará en la primera parte de este año, se mostró confiada en que habrá una condena para el acusado de asesinar a Paula. Aunque recordó: “Este muchacho es el que disparó pero lo acompañaba otro que está prófugo y tiene pedido de captura internacional”.

Besares se mostró molesta porque sabe que el hecho está calificado como “homicidio simple”, que prevé una pena de hasta 25 años. “Esperaba que le pudieran aplicar una condena mayor, pero son las leyes”, se lamentó la mamá de Paula.

Con respecto a la causa, Carlos Daniel Martínez, de 23 años, está acusado de disparar contra Paula Santillán y es el hombre que está detenido, desde setiembre de 2017, y llegará a juicio oral.

De acuerdo a la investigación, ante del hecho, Martínez y otro sujeto habían sido expulsados del boliche “La Cabaña”, ubicado en la colectora del ex Camino Negro, por patovicas.

“Volvieron en un auto, Martínez se bajó disparó contra el frente del boliche. Uno de los disparos dio en Santillán”, recordaron fuentes judiciales. Varios testigos vieron el auto y al hoy detenido.

Martínez fue detenido recién 5 meses después del hecho. En tanto, el joven que lo acompañaba sigue prófugo.