La familia de Ebelyn Núñez reclama que la justicia se comprometa con la investigación del crimen

A catorce meses del asesinato de Inmaculada Concepción “Ebelyn” Nuñez, una mujer encontrada sin vida en una calle del barrio Santa Catalina, en Lomas de Zamora, la familia exige que la justicia “se comprometa con la investigación” debido a que aún no se determinó la causa de muerte. En diálogo con DiarioConurbano.com, Gabriel Ávalos, hijo de Núñez, manifestó: “Ni siquiera sé cómo se murió mi mamá y es algo re doloroso. Hay una historia de vida detrás y no sabemos quienes fueron los que la mataron tampoco”.

La causa está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora y por ahora no tiene detenidos ni pruebas concretas para conocer quienes fueron los autores o implicados en el hecho. “Esta todo igual en la causa. Los resultados de la autopsia no están, es una irregularidad del Estado y para la justicia es una mujer más que mataron”, apuntó Ávalos quien espera poder obtener los resultados a través de un perito forense particular.

El cuerpo de la mujer se encontró el 29 de diciembre del 2017 cerca de las 8 de la mañana entre Diagonal 55 y 59, en Santa Catalina luego de que permaneciera dos días desaparecida. Se supo que Núñez había enviado un audio a seis cuadras de distancia de donde fue hallada, es por eso que sus hijos reclaman que se periten las llamadas y conexiones con otros contactos. En este sentido, Ávalos sostuvo que a su madre la mataron porque “vio algo que no tuvo que haber visto” y “fue extorsionada”. “Esta zona está llena de narcotráfico y no se revisaron las llamadas, ni se chequeó a dónde iba o con quién se iba a encontrar”, afirmó.

Si bien el cuerpo presentaba hundimiento de cráneo fronto parietal izquierdo, no se determinó el móvil o posibles sospechosos señalados. “Manejamos una versión sobre lo que pasó pero no quiero poner en riesgo a mi familia. A mi me dijeron que pasaron algunas cosas y se habla sobre lo que pasó en el barrio pero la justicia tiene que investigar por qué la mataron”, aseveró el joven de 26 años.

La familia de Núñez, en tanto, piensa contratar a un perito forense para acelerar el resultado de la autopsia, pero Ávalos señaló que “no sirve de nada saber sólo cómo la mataron” sino que necesita “investigarse con compromiso de la justicia”.

“No te habilitan inmediatamente la autopsia aunque pague un perito forense y los hijos de víctimas nos vemos obligados a ajustarnos a los tiempos del Estado. Me gustaría que aceleren el trámite a un año de que la mataron”, aseguró.

Además advirtió que las cámaras que están en la cuadra “no sirven para ver si se fue en un auto, si la levantaron o si se dirigió a otro lado” ya que no funcionan.

En cuanto a las pruebas del crimen, se estima que varias personas y vecinos acudieron a prestar declaración y se registró la ubicación de Evelyn debido a que había enviado un audio desde San Juan y Facundo Quiroga. Sin embargo, luego de esa ubicación no se pudo determinar lo que sucedió ni quienes fueron los involucrados.