La familia de Damián Gloria, asesinado en Glew, criticó la condena: “Queríamos perpetua”

La familia de Damián Gloria, un joven asesinado de un disparo en la cabeza en Glew en el 2018, está disconforme con la condena del único imputado por el crimen. En el marco de un juicio abreviado, el acusado fue sentenciado a 14 años de prisión y la familia esperaba que fuera juzgado en un juicio oral y condenado a prisión perpetua.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Diego Gloria, padre del joven asesinado, aseguró: “Es lamentable la condena. Nosotros queríamos perpetua por la gravedad de lo que sucedió. Estas personas no tomaron en cuenta el riesgo de lo que hacían y terminaron con la vida de mi hijo”. 

A diferencia de los juicios ordinarios, la sentencia se resolvió a través de un acuerdo entre una fiscalía de Lomas de Zamora y la defensa, que coincidieron en la pena para Gustavo Daniel Ortega, por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

Desde la fiscalía les explicaron que “era más factible llegar a una condena por un abreviado” ya que sino se corría el riesgo de obtener una pena menor debido a que el imputado “no tenía antecedentes”. Sin embargo, la familia consideró que “no se hizo justicia” y que calculaban que iba a ser sentenciado por lo menos a 20 años. 

“Nos dejó muy mal parados esto. Nosotros queríamos llegar hasta las últimas instancias pero nos encontramos con una justicia que obra para los imputados por no tener antecedentes”, aseveró el padre de Damián. 

Con respecto a las pruebas, la familia sostiene que estaban las necesarias para no llevar a cabo un juicio abreviado ya que si bien no había muchos testigos, se había encontrado el arma utilizada y el propio imputado fue quien admitió ser el responsable de esos disparos que terminaron con la vida de Damián.

En este sentido, Gloria opinó que si se “retomaba lo acontecido era posible obtener una condena más grave”. “Con el solo hecho de matar a una persona ya basta para condenarlo gravemente”, especificó.

En otro orden, la familia Gloria contó que el mismo hecho que se dio a conocer la sentencia, sufrieron un intento de robo cuando varias personas intentaron ingresar a su hogar. A pesar de que desconocen si fue un robo aislado o producto de algún tipo de represalia, la familia solicitó la custodia que provee la fiscalía. 

El hecho ocurrió el 8 de octubre de 2018. Se estima que dos horas antes del homicidio el imputado y otro hombre habían mantenido una discusión y luego Ortega se dirigió a su domicilio cerca de la 1.30 de la madrugada para disparar cinco veces. Damián pasó por las calles De Rossi y Larreta, en Glew, cuando el imputado disparó. En consecuencia, el joven murió tras recibir un disparo en la cabeza.