La esposa de un remisero asesinado en Budge denuncia que no buscan a los criminales

La familia de Damian Kora Jallasi, un remisero asesinado en Ingeniero Budge en el 2020, manifestó que la justicia no busca a los responsables del homicidio y denunció que la causa “está parada”. Hasta el momento no hay detenidos por el hecho.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Nicolasa, viuda del hombre, aseguró: “Lamentablemente no se sabe nada del caso, el fiscal no se moviliza, no hay resultados ni avances. Está bastante lento y parada la investigación”.

Desde un inicio la investigación tuvo sus complicaciones debido a la falta de testigos que señalaran a los autores del homicidio. Además, en la cuadra donde ocurrió, Camino de la Ribera Sur y José Espronceda, no había cámaras que registraron el hecho.

Nos dijeron que están trabajando pero no se que mas tengo que hacer y no hay respuesta clara sobre lo que están haciendo. Así que no estoy para nada conforme con el trabajo de la justicia”, aseveró la mujer. 

Según lo explicado por la familia, los pocos testigos que pudieron presenciar lo sucedido, “temen dar su declaración” por posibles represalias. “A mis hijos los dejaron sin padre y a él le quitaron la vida. Lo único que quiero es justicia, quiero que se sepa la verdad de lo que pasó”, advirtió Nicolasa. 

Por la causa habían detenido a un joven menor de edad. Sin embargo, el Juzgado de Garantías no convalidó la aprehensión y la causa volvió a la UFI 3 para continuar con la investigación.

“No se sabe quienes fueron, yo puedo sospechar pero no lo sé. Lo que quiero es que esten detenidos los responsables. Yo creo que la justicia puede hacer mucho más. no se de que lado entrarle a la causa para solucionarle”, manifestó la viuda. 

En este contexto, Nicolasa pidió que si alguien del barrio vio o sabe lo que pudo haber pasado, “se acerque a la Comisaría” o se contacte con ella para poder lograr algún avance en la causa. 

El hecho ocurrió el 11 de noviembre de 2020 por la tarde cuando el hombre de 53 años se encontraba en su Renault Kangoo, que usaba para trabajar como remisero, y frenó en un semáforo cuando fue asaltado por dos jóvenes.

El Personal del Comando de Patrulla (CP) de Lomas de Zamora encontró a la víctima, comprobó que tenía un disparo en la cabeza y no tenía ni el celular ni su dinero. Si bien Kora Jallasi fue trasladado al Hospital Gandulfo, finalmente murió.