La defensa de Marcos Bazán advirtió que la condena “fue dibujada”

Para la defensa de Marcos Bazán, condenado este martes a prisión perpetua por el femicidio de Anahí Benítez cometido en la reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora en 2017, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 del Departamento Judicial Lomense pidió investigar a seis testigos para “dibujar” una condena. También advirtió sobre amenazas al imputado tras conocerse el fallo.

“Han condenado a un inocente. No les importó que la Cámara de Casación de la Plata les haya llamado la atención. Pero en Casación ya no va a ser lo que diga la defensa porque Casación va a tener la posibilidad de escuchar los audios de cómo se maltrató a los testigos, como preguntaban como fiscales, y no dejaban preguntar a la defensa”, indicó la abogada Rosario Fernández en diálogo con DiarioConurbano.com

Asimismo, indicó: “De la única manera que puede dibujar una condena es pidiendo que se investigue a los amigos de Anahí que ratificaron que con Bazán no había conocimiento. Uno de ellos es Lautaro quien desconoce lo de la tijera. Y por parte de Marcos a dos amigos y a la novia que sostienen que estuvieron con él”.

En ese punto, aseveró que tanto la defensa como el imputado no estuvieron en la lectura de la sentencia y los fundamentos porque se trataba de una audiencia opcional y porque no querían seguir siendo “maltratados” como abogados. “Decidimos nos estar porque nos pareció una falta de respeto el trato que tuvimos en todo el debate”, explicó la letrada.

Por otro lado, Fernández alertó que luego del fallo, por Facebook “recibieron amenazas”. “Lo estamos evaluando si continúan radicaremos la correspondiente denuncia. No quiero hacer conjeturas porque detrás de Facebook se puede esconder cualquiera, pero las amenazas eran pesadas, afectaba la integridad de Marcos y estamos atentos a eso por si se reitera”, señaló.

Consultada por las expectativas en torno a la apelación subrayó: “Nosotros vamos a seguir para demostrar la inocencia de nuestro defendido y la barbaridad que fue este debate. Fuimos presionados en medio de la pandemia para estar y a Marcos se le prohibió asistir al debate para declarar. Y después, lo han trasladado en medio de la pandemia de la Unidad 40 a la 9, sin permiso de nadie. Lo subieron a un camión con varias personas y no les importó el COVID-19 ni nada”.

Por Mabel Cáceres