Juzgarán a un joven por matar a policía que intentó evitar un robo en Longchamps

Tribunales EntredacostadoUn tribunal oral de Lomas de Zamora juzgará en abril del año próximo a un joven de 22 años acusado de matar a un policía de la Metropolitana, Daniel Molero, que se tiroteó con delincuentes el 8 de setiembre de 2016 en un supermercado chino de Longchamps. El violento atraco tuvo repercusión pública porque trascendieron las imágenes del enfrentamiento dentro del local comercial.

Fuentes judiciales informaron a Diarioconurbano.com que el imputado Kevin Orlando Maddalena, de 22 años. Lo juzgará en abril del año próximo el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de Lomas de Zamora. Llegará acusado de robo agravado y homicidio criminis causae

Maddalena fue detenido en mayo de este años en una vivienda de Alejandro Korn de donde, se supone, era oriunda el resto de la banda que entró a robar al supermercado chino.

La causa tuvo un desprolijo manejo de la información cuando un mes después del hecho, la Policía informó a los medios que había sido apresado de uno de los participantes del violento robo. Desde la UFI 6 de Lomas se apuraron en aclarar: “en el expediente no hay detenidos”.

El 8 de setiembre de 2016 dos delincuentes armados ingresaron a robar a un supermercado chino ubicado en la avenida Hipólito Yrigoyen y la calle Roger, en Longchamps, partido de Almirante Brown. En el lugar estaba comprando el efectivo de la Policía Metropolitana Daniel Molero, de 47 años.

De acuerdo a lo que quedó registrado en las cámaras de seguridad del local, uno de los delincuentes tomó como escudo humano a un circunstancial cliente, mientras el otro se acercó a la línea de cajas para robar el dinero.

Molero decidió intervenir para evitar el robo y extrajo su arma reglamentaria. En las grabaciones de video se observa el momento en que los asaltantes salen del local corriendo y a los tiros, y son perseguidos por el policía.

Fuentes de la investigación dijeron que los dos ladrones recibieron heridas de bala, a pesar de lo cual lograron salir del comercio y ascender a una camioneta Citroën Berlingo que estaba detenida en la puerta del lugar, aparentemente con un tercer hombre que hacía de “campana”.

Se cree que los dos delincuentes murieron cuando se hallaban sobre el rodado, mientras que el tercer cómplice logró dispararle al policía que se asomaba por la puerta del supermercado y lo baleó en la frente. Molero falleció poco más tarde.