Juzgarán a un hombre que asesinó a su ex pareja en hotel alojamiento de Lomas

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora juzgará a partir del 20 de mayo al acusado de matar a Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre, la mujer de 51 años asesinada por su ex pareja en el hotel alojamiento Acapulco de Ingeniero Budge, en diciembre de 2018.

Al igual que otras víctimas de femicidio, Delfina había pedido ayuda en reiteradas ocasiones e, incluso, trascendió tras su asesinato que la mujer había solicitado una nueva perimetral por violencia de género porque se le había vencido y la justicia no se lo quiso renovar.

El juicio al que llegará como único acusado Alfredo Agustín Noriega, ex pareja de Quispe y padre de sus hijos, comenzará el 20 de mayo y estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 2 de Lomas de Zamora. Noriega está imputado por el delito de “homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Yamila Noriega, la hija de Delfina, manifestó: “Espero que le den la prisión perpetua y que se haga justicia de una buena vez”.

Por otro lado, la joven recordó que cada vez que se acercaba a la UFI a cargo de la investigación para averiguar sobre la causa siempre le decían lo mismo y con la emergencia sanitaria por el Covid-19 estaba “todo frenado”.

“Pienso que se tardó demasiado tiempo para aclarar algo que era muy lógico, era la única persona que estaba. Además, Alfredo tenía fotos y mensajes de mi mamá en su celular. No estoy conforme porque pasaron dos años y medio y todavía está impune”, opinó.

El caso

Según lo relatado por la familia de la víctima, la pareja estaba intentando reconciliarse. Noriega la había invitado a comer a Delfina y, más allá de que sus hijos no estaban de acuerdo con la relación, la mujer aceptó la invitación. A partir de ahí, empezaron a hablarse nuevamente.

En la madrugada del 17 de diciembre de 2018, una hermana del acusado llamó a los hijos de la pareja para avisar que Delfina y Noriega habían sufrido un accidente y que estaban heridos en el hotel Acapulco, de Villa Centenario, en Lomas de Zamora.

Los hijos de Delfina salieron rápidamente para el hotel. Una vez en el lugar, según la versión de una de las hijas, les informaron que la mujer había fallecido, que la habían matado, y que Noriega huyó del lugar.

Más tarde, se determinó que la víctima murió por asfixia manual luego de haber recibido golpes en distintas partes del cuerpo.