Juzgan a un policía por el homicidio de un joven en Gerli

Ocurrió el año pasado. Jonatan Cabrera fue interceptado por un móvil policial. Un suboficial le exigió al joven que se tirara al piso, éste se negó y recibió un disparo en la espalda que le provocó la muerte. El imputado podría recibir prisión perpetua si se confirma la acusación de la instrucción.

Un teniente de la Policía bonaerense será juzgado desde este lunes por el homicidio de un joven al que intentó detener cuando compraba una cerveza, el año pasado, en Gerli, informaron fuentes judiciales.

Se trata del suboficial Hernán Salvatierra, de 50 años, quien será juzgado por un tribunal oral en lo criminal e Lomas de Zamora por el "homicidio agravado por su condición de funcionario público" de Jonatan Alexis Cabrera, de 27.

Fuentes judiciales informaron que el fiscal de juicio será Guillermo Morlacchi, mientras que la familia de la víctima, constituida como particular damnificada, estará representada por el abogado Marcelo Britos.

El hecho que se ventilará en el debate ocurrió el 28 de febrero de 2013, alrededor de las 14.30, en la esquina de Lavarello y Coronel Casacuberta, en Gerli, partido de Avellaneda, donde Jonatan fue a comprar una cerveza a un quiosco del barrio.

Mientras ello ocurría, un llamado al 911 alertó a la Policía sobre una persona que estaba cometiendo robos en la zona, por lo que Salvatierra, que prestaba servicios en la Policía Buenos Aires 2, se trasladó hasta el quiosco a bordo de un patrullero.

Al descender del vehículo, el teniente le exigió a Jonatan tirarse al piso, pero éste se negó porque tenía las piernas lastimadas a raíz de un accidente ocurrido días atrás.

"Mi hijo chocó con la moto y se raspó todas las piernas, por eso no le hizo caso al policía", contó a  Adriana Leber, madre de la víctima.

De acuerdo a las pruebas recogidas durante la etapa de instrucción, Salvatierra primero efectuó un disparo con posta de goma y luego un balazo con su pistola reglamentaria calibre 9 milímetros que impactó en la espalda del muchacho.

Jonatan fue trasladado al Hospital Presidente Perón, donde los médicos comprobaron que el proyectil ingresó por la parte derecha de la espalda, atravesó la aorta y salió a la altura del omóplato izquierdo, lo que le provocó la muerte en pocos minutos.

"A Jonatan lo conocía todo el mundo en el barrio porque siempre vivimos en Gerli", indicó la madre al desestimar la denuncia por robo al 911 en la que se describió a un sospechoso con características fisonómicas similares a las de su hijo.

En tanto, el personal policial secuestró en la escena del crimen una pistola calibre .25 con dos proyectiles que presuntamente portaba Jonatan, aunque su familia siempre negó que utilizara armas de fuego.

"En el juicio vamos a establecer cómo fue que apareció esa pistola porque en ningún momento pidieron testigos para que presencien la incautación", dijo el abogado Britos.

Para el letrado, la situación "no ameritaba de ninguna manera" que Salvatierra efectuara un disparo como el que mató a Jonatan.

"Si supuestamente mi hijo hizo un movimiento extraño ¿por qué no le tiró a las piernas en vez de asesinarlo de esa forma?", se preguntó, indignada, la madre de la víctima.

La mujer destacó que su hijo militaba en la agrupación Segundo Centenario Avellaneda, que tenía un hijo actualmente de cuatro años y que era fanático de Racing Club.