Juicio por Romina Acuña: «Ellos decían que nos iban a matar a todos»

En la segunda jornada del juicio por Romina Acuña, una joven que recibió un disparo por parte de sus vecinos en 2010, se presentó a declarar su hermano y una vecina que padeció los enfrentamientos entre las familias. En este juicio el único imputado es Manuel Maidana, acusado de participar junto a su hermano de la balacera que le causó la muerte a la joven en Burzaco, partido de Almirante Brown.

Karina Spedafora, vecina de ambas familias, aseguró ante el Tribunal que “estaba en su casa” y “no se enteró de cómo fueron los hechos ni quien fue el autor específico del disparo”. “Yo estaba en mi casa y recuerdo que se peleaban todas las noches la familia Acuña y los Maidana. Esa noche el barrio era un infierno y vinieron a golpear a mi casa porque le habían dado un tiro a la chica”, apuntó la mujer.

También la testigo manifestó que tuvo “la impresión de que las agresiones eran de lado a lado”.

“No se quien fue el autor pero era común que se pelearan entre ellos”, explicó Spedafora.

Por su parte, Alejandro David Acuña Díaz, hermano de la víctima y quien mantuvo varias peleas con los Maidana, describió que durante la tentativa de homicidio que sufrió Romina, ella le había relatado que “quien le había disparado había sido Manuel”. Si bien, según la acusación, el día 10 de octubre del 2010 Silvano y Manuel Maidana efectuaron dos disparos contra Romina, antes de ese episodio le habían disparado con una tumbera en el ojo.

“Yo me enteré de lo que le había pasado en el ojo una semana después, tenía un parche, estaba re mal”, aseguró el hermano de Romina.

Con respecto al hecho del 10 de octubre, el testigo, indicó que había acompañado a la víctima -junto con su padre- a comprar cigarrillos y que cuando estaban por llegar a su domicilio “empezaron a tirar disparos”.

En esta línea, describió: “Miré para el costado y mi hermana estaba tirada en el piso y vi a Manuel y a Silvano que tenían armas de fuego. Entonces yo agarré piedras para tirarles y evitar que se acercaran”. Según lo contado por Acuña Díaz, los hermano Maidana habrían amenazado con matar a Romina anteriormente.

“Ellos decían que iban a dejar a mi sobrino sin su mamá y que nos iban a matar a todos”, manifestó el hombre.

Si estima que en la próxima audiencia, el lunes que viene, se realizarán los alegatos de las partes.

La acusación había señalado que el día 10 de octubre de 2010 la víctima había ido a comprar y cuando regresó a su casa, los hermanos Silvano y Manuel Maidana efectuaron más de dos disparos en la puerta del domicilio de la familia Acuña. En el primer juicio, el tribunal condenó a Silvano Maidana pero consideró que el homicidio había sido en el marco de una mutua agresión.

El hecho ocurrió frente a una vivienda ubicada en la calle Rufino Córdoba al 700, de Burzaco, partido de Almirante Brown.