Lomas:Juzgan a ex policía acusado de matar a una adolescente por la espalda

Yoryevich Yanela

Doce jurados populares comenzaron a juzgar en los Tribunales de Lomas de Zamora a un ex policía acusado de matar por la espalda a una adolescente de 17 años, en un hecho ocurrido el 11 de abril de 2014, en José Mármol, Almirante Brown. El imputado declaró en la primera jornada de testigos, donde reiteró que “nunca” tuvo intenciones “de provocar lo que pasó”, en relación a la muerte de Yanela Yoryevich. Sergio Gómez está acusado de homicidio agravado por abuso de su calidad de funcionario público y el uso de arma de fuego, y tenencia ilegal de armas.

 

En la declaración testimonial que Gómez expuso ante las doce personas que integran el jurado que será el encargado de juzgarlo a lo largo de esta semana, manifestó sus “disculpas” a la familia de “Lila”, como la llaman sus familiares, y relató lo que sucedió, según su versión. Además, recalcó que los disparos fueron para “defenderse” y “repeler una agresión ilegítima”.

En su relato, Gómez indicó que en aquel momento se encontraba trabajando en la comisaría 9na de Lomas de Zamora, ubicada en Parque Barón, y que hacia allí se dirigía aquella noche cuando en la avenida Eva Perón- ex Pasco  – y Cabred, en Temperley, ve “que se acerca un rodado con la intensión de colisionar”, por lo que efectúa una maniobra con el auto y se sube a la vereda. “Miro a mi alrededor para ver qué había pasado, y a unos metros había un Fiat Duna blanco orientado hacia mí. El que viajaba como conductor bajaba del auto con un arma de fuego” prosiguió el ex policía, por lo que “presumí que quería causar algún tipo de daño”. Y añadió: “saco mi arma reglamentaria y tiro un disparo intimidatorio”. Tras eso, los jóvenes que abordaban el Duna se retiran del lugar.

“Ante una presunta comisión de un delito, no puedo dejar que se vayan”, se justificó Gómez, por lo que comenzó a seguirlos “para evitar otro delito y lograr su detención”. En dicha persecución, que se genera en el auto particular del policía, “el conductor del Duna me apunta con un arma de fuego” y le disparan, por lo que Gómez, según su versión, vuelve a disparar para “repeler” la acción. “No tenía intención de herir a alguien, disparé a una zona baja, no vital” argumentó. Siguiendo con la persecución, el policía vuelve a disparar, hasta que se acercan al barrio donde vivía la víctima, y frente a un “ambiente hostil” por parte de los presentes, el policía decide retirarse a la comisaría más cercana, sin saber que había herido a alguien con sus disparos.

“Yo no estoy contento, estoy arrepentido” manifestó Gómez a los jurados presentes, quienes deberán decidir en las próximas jornadas la culpabilidad o inocencia del acusado. Luego, en el marco de una jornada de casi ocho horas, declaró un amigo de la víctima que estaba en el auto en el quese movilizaba ella ese día. Se espera que el juicio culmine esta semana.

““Hacemos un balance positivo. Nuestro defendido declaró de forma extensa, clara y de manera solvente. Respondió con claridad tanto nuestras preguntas como las de la fiscal. Fue muy sólido, sin contradicciones, acreditando la verdad de los hechos”, explicó Cristian De Fazio, abogado del ex policía detenido y acusado por homicidio.

Y agregó que el relato de su cliente, “incluyó circunstancias personales que sufrió a partir de su detención”. En tanto, De Fazio consideró que el testigo de la acusación “no fue solvente. Nunca pudo explicar por qué no acataron la orden un policía”.

En el marco de este juicio por jurados, la acusación está a cargo de la fiscal de Lomas de Zamora Marcela Dimundo.

El hecho ocurrió el 11 de abril 2014, cuando dos jóvenes estaban cargando gas en el Fiat Duna en el que se movilizaban, en la estación de servicios ubicada en la avenida Eva Perón y Cabred, en Temperley. Allí, se cruzaron con dos amigas Yanela Ayelen Yoryevich y Nataly Yovynovicz. En ese momento, cuando dejaba la estación de servicio, fueron interceptados por Peugeot 307. Según la elevación a juicio oral a la que tuvo acceso DiarioConurbano.com, el conductor de ese auto – el policía Sergio Gómez – no se identificó, le apuntó con un arma a los jóvenes y les gritó: “bájense porque los mato”.

Al creer que eran víctimas de un intento de robo, los jóvenes decidieron escapar y fueron perseguidos por Peugeot 307, que conducía Sergio Gómez. Los ocupantes del Fiat Duna relataron que Gómez comenzó a dispararles en la persecución y que  Yoryenech gritó “me dieron”. El conductor del auto detuvo su marcha en Conscripto Bernardi y Chayter, en José Mármol, partido de Almirante Brown.

Yanela falleció el 24 de abril del mismo año, en el Hospital Gandulfo como consecuencia de las heridas recibidas. Ese mismo día, el fiscal de Lomas de Zamora dispuso el allanamiento de la vivienda de Gómez y su detención. En la casa del policía fueron halladas dos armas, de las cuales el imputado no tenía los papeles que acreditaran su propiedad, y una de ellas se comprobó que había sido secuestrada en un operativo realizado por personal de la Comisaría de Parque Barón, donde trabajaba Gómez.