Jueces provinciales negaron que haya asueto, les respondieron a los abogados y pidieron más recursos

El Colegio de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires respondieron al pedido de los abogados de una reactivación total de la justicia, pidieron más recursos para el trabajo virtual durante la cuarentena críticas de los abogados y denunciaron que son amenazados con juicios políticos por citar a agentes judiciales.

“Concurrimos a las oficinas, convocando a las/os agentes estrictamente necesarios, que la reglamentación permite y que con gran predisposición se suman. Los magistrados y funcionarios también trabajan desde los domicilios, aún en los supuestos incluidos en grupos de riesgo, buscando creativamente cada hora de cada día la manera de avanzar en los procesos, en un marco pandémico que razonable e imperativamente impide la circulación de las personas”, sostuvo la entidad en un comunicado de prensa.

De esta manera, respondieron al colegio de abogados provincial que vienen denunciando que el Estado no asegura el servicio de justicia y reclama una reactivación total del sistema.

Los jueces negaron estar “en feria” o con “asueto”. “Promovemos la implementación de tecnologías para suplantar actos procesales orales y presenciales que en esta emergencia no pueden realizarse y las modalidades de teletrabajo donde corresponda. Empero, no puede pasar inadvertido que los procesos legales no estaban encaminados hacia esas formas y, por ende, tampoco el equipamiento”, aclararon.

En esa línea, enumeraron una serie de falencias para el trabajo on line, en un reclamo que parece dirigido a la Suprema Corte bonaerense, que administra los recursos en del Poder Judicial en la Provincia.

“Nuestros puestos de trabajo en muchos casos carecen de micrófono y cámara web; la inmensa mayoría de magistrados y funcionarios no son provistos de telefonía celular; la implementación de soluciones creativas siempre se basa en la utilización de nuestros equipos personales. Tanto en la oficina como en los hogares; la utilización de estos elementos en las dependencias se ve obstaculizada al no contar con redes inalámbricas (wifi); los procedimientos de la mayoría de los fueros no están aún digitalizados; los sistemas o software de administración de justicia y del ministerio público no son los mismos, poniendo en evidencia que la interconectividad entre ambos sistemas hoy resulta imprescindible; el servicio de internet o banda ancha provistos no soporta aún la implementación total; para afrontar esta situación, estamos usando nuestros insumos personales, en general desactualizados; los insumos de higiene inherentes a la epidemia, pese a las gestiones ingentes que se realizan, definitivamente no llegan en la cantidad adecuada”, detallaron los magistrados, en el marco de sus reclamos.

En una referencia que pareció dirigida a la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), que viene denunciando que hay jueces que citan a trabajar innecesariamente a empleados en el marco de la pandemia, el colegio de magistrados expresó que sus integrantes son amenazados.

“Somos controlados y amenazados de enjuiciamiento político en casos de convocar a agentes judiciales, no siendo escuchadas nuestras voces tendientes a evitar estas denuncias infundadas”, señalaron.

Por otra parte, cuestionaron la falta de nombramiento de personal y de designación de funcionarios en el Poder Judicial bonaerense.

“Somos nosotros los que sabemos con qué recursos contamos. Cómo funcionan. Cuáles son los insumos que recibimos. Cuáles son los problemas. Para que se entienda bien: hablamos desde la primera línea de trabajo, donde acuden profesionales y justiciables a reclamar la aplicación del derecho”, destacaron los magistrados en el comunicado de prensa.