Jorge Castillo se sumó a la denuncia contra Conte Grand y Scalera por armado de causas

Castillo Jorge

Jorge Castillo, ex gerenciador de “Punta Mogote”, el principal predio de La Salada, se sumó a las acusaciones por espionaje y armado de causas que apunta al procurador bonaerense, Julio Conte Grand, y al fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera. Su abogado se presentará ante el juez Federico Villena, que investiga el espionaje durante el macrismo, ya que supone que puede ser querellante en la causa. Castillo está con prisión domiciliaria, imputado de tentativa de homicidio cuando allanaron su vivienda de Luján.

“Fui sometido a prisión sobre la base exclusiva de una orden política, que materializó el Fiscal Scalera y en la que intervino -cuanto menos- el Procurador General de la Provincia, la anterior Gobernadora, el ex Ministro de Seguridad y la Diputada Nacional Elisa Carrió”, sostiene el escrito, al que tuvo acceso DiarioConurbano.com, que en las próximas horas presentará su abogado, César Albarracín.

Castillo asegura que puede dar testimonio de “las gravísimas irregularidades que se cometieron en el proceso” que se le llevó adelante. “En conjunto, demuestran inequívocamente un modo de actuar apartado de la ley”, agrega.

“Estimo asimismo que resulta valioso que alguno de los que participaron de esas posiblemente maniobras delictivas -por ejemplo, el ya nombrado Fiscal General  Enrique Ferrari- expresen ahora arrepentimiento y deseen colaborar para el esclarecimiento de los hechos”, añade. Justamente, Ferrari pidió esta semana que su segundo, Sebastián Scalera, y el procurador bonaerense, además de otro fiscal de Lomas, Pablo Rossi, sean investigados por espionaje ilegal y arma de causas.

“Esto que afirmo, lo he denunciado en todas las instancias institucionales que tuve disponibles, y lo he venido haciendo desde el año 2018, no sólo porque me encuentro convencido de que mi causa ha sido armada por esta presunta banda criminal, sino también porque tengo pruebas muy concretas que así lo demuestran y porque -en parte- la propia justicia me ha comenzado a dar la razón a través de distintos pronunciamientos judiciales”, añade en la presentación.

La jugada de Castillo – quien también tiene una causa abierta por evasión impositiva – incluye una carta que le envío este jueves al gobernador Axel Kicillof. Allí, reitera las denuncias contra los funcionarios que intervinieron en su causa.

“La Provincia de Buenos Aires no ha sido ajena al Law Fare. Proliferaron en estos años procesos penales y prisiones preventivas decididas directamente desde el Poder Ejecutivo. En mi caso, estuve en prisión más de dos años y medio. Y continúo con domiciliaria. El delito: haber apoyado públicamente la política de comercio del Gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner; haber dado trabajo a miles de familias; estar siempre con los más humildes; opinar libremente; oponerme a las políticas de hambre”, señaló el ex hombre fuerte de La Salada en su carta a Kicillof

Castillo volvió a cargar contra Scalera, Conte Grand y el ex ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, a quienes acusó de haber “armado” la acusación en su contra. “Durante los años de la Gobernadora Vidal operaron todos en conjunto, y fueron -por convicción o conveniencia- fueron todos cómplices y partícipes de las irregularidades cometidas”, disparó.

“Entiendo humildemente que nuestra querida Provincia necesita un “nunca más” para los procesos armados, para las persecuciones políticas, para la prisión arbitraria decidida desde el ejecutivo, para la difamación de todo aquel que piense o sienta distinto y se anime a expresarlo. Desde prisión apoyé su candidatura. Y confío en su capacidad, decisión y experiencia, como la gran mayoría de los bonaerenses”, finalizó Castillo en su carta a Kicillof.