Hallan restos del cuerpo de Analía Oliveira en descampado de Tristán Suárez

El fiscal Carlos Hassan, titular de la UFI 2 descentralizada de Ezeiza, confirmó que las parte de un cuerpo halladas en un descampado de Tristán Suárez pertenecen a Analía Itatí Oliveira, una joven de 24 años, desapareció el 10 agosto pasado en esa localidad. Si bien hay un ADN que certifica la identidad, se dispuso otra prueba similar para despejar cualquier duda.

Una pareja encontró el 18 de agosto, una semana después de su desaparición, las piernas de una persona en un descampado de Tristán Suárez. Tras dar intervención a la Justicia, comenzaron a hacerse los peritajes correspondientes.

Cuando se hallaron las partes del cuerpo, Samantha Villagra, la ex cuñada, con la que vivía Oliveira en Tristán Suárez no había hecho la denuncia. Lo hizo recién el 22 de agosto, situación que ha hecho sospechar a la familia de la víctima sobre cuánto sabe del caso la mujer.

El fiscal Hassan ordenó una serie de allanamientos, a la vez que cruzaba los datos de ADN de Oliveira con los de las partes del cuerpo hallado.

“Hace un unos días, el fiscal nos dice que la prueba de ADN había dado negativo. Enseguida nos vuelve a comunicar que se habían equivocado y que el resultado era positivo por lo que eran partes del cuerpo de mi hermana”, relató Emilio Oliveira, hermano de la joven, en diálogo con DiarioConurbano.com.

En tanto, señaló que la situación “tiene muy angustiada y con muchas dudas a toda la familia”. Justamente, el reclamo de los Oliveira llevó al fiscal Hassan a realizar una nueva prueba de ADN para confirmar la identidad de los restos encontrados.

Por su parte, fuentes judiciales señalaron que casi no hay dudas que el nuevo examen confirmará el anterior y que el primer mensaje a la familia fue “parte de un mal entendido”.

Analía había venido desde Misiones en 2012. Su idea era poder estar más cerca de su novio, un cadete del Colegio Militar de la Nación. Se alojó en la casa de Samantha Villagra, una ex cuñada de Oliveira con quien tenía una buena relación.

El 9 de agosto pasado la joven  le dijo a Samantha que salía y volvía al otro día pero nunca regresó.

Samantha Villagra denunció la desaparición de Analía recién 12 días después. La joven prácticamente no tenía amigos en Tristán Suárez.

Oliveira trabajaba desde dos meses antes de su desaparición en un barrio privado de la zona de Tristán Suárez, en tareas de limpieza.

Si bien la familia dejó trascender que “posiblemente” Samantha Villagra conozca más de lo que declaró sobre lo sucedido tampoco hay pruebas ni sospechas contra ella.

Analía había terminado la relación sentimental con su novio unos días antes de su desaparición. En un principio, el joven también fue objeto de investigación.

“Hubo allanamientos, muchas pistas y versiones pero lo cierto es que no hay ningún detenido en la causa”, finalizó Emilio Oliveira.