En el marco de la segunda ola de coronavirus, la Unión de Magistrados y Funcionarios alertó que hay una tendencia ascendente de contagios y que fueron confirmados 2993 casos entre mayo del 2020 y abril del 2021 en el poder judicial de la Provincia de Buenos Aires. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Claudio Santagati, titular de la Unión de Magistrados y Funcionarios de Lomas de Zamora y vicepresidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la Provincia de Buenos Aires (CMFJBA), advirtió: “La situación es la misma que padece el resto de la población, tenemos un 40% más de contagiados y estamos muy preocupados. Tenemos que hacer obligatorio el teletrabajo y excepcional la presencialidad”. 

El Centro de Investigación y Formación de AJB informó que un 20% del total de casos desde que inició la pandemia se produjo en las tres primeras semanas de abril del 2021 y el 53% en el 2021. Este informe coincide con el aumento de casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). 

Según el Colegio de Magistrados, los contagios no se producen en los ámbitos de trabajo pero se registró un aumento en varios departamentos judiciales, como es el caso de Lomas de Zamora. “Si bien no nos consta que los contagios sean en el trabajo, tampoco sirve hacer teletrabajo si después se van a una fiesta o a una reunión social sin cuidarse. Estamos en medio de una campaña de concientización”, aseveró Santagati.

El Colegio de Magistrados tuvo una reunión con personal de planificación de la Corte Suprema para transmitir la situación en las departamentales ante la ola de contagios e insistieron en ser declarados personal esencial para recibir la vacuna contra el coronavirus con prioridad.

En este sentido, la Corte informó que empezarán por los mayores de 70 años en el Poder Judicial y a medida que se acelere la distribución de las vacunas, se sumarán otros grupos etarios, sin mencionar el pedido por ser declarados trabajadores esenciales.

Además, el titular del Colegio de Magistrados comentó que buscan una suspensión en un lapso prudente de los términos procesales. “Uno a veces no da a basto entonces queremos que se suspendan los términos para poner al día los pedidos que hay. Por vía electrónica ingresan muchos y necesitamos poder armonizar las presentaciones”, relató.

Por el momento, el Poder Judicial trabaja en burbujas presenciales de equipos reducidos en convivencia con el teletrabajo. En este contexto, los funcionarios y magistrados destacaron que la mayoría utilizan equipos propios y las conexiones no son eficientes en todos los casos. 

“Ahora bajó mucho la presencialidad. La conectividad nos lleva a tener que usar micrófono, cámara y nuestro propio internet cuando a veces no nos anda bien pero igualmente la petición tiene que ser por el trabajo telemático”, afirmó.