Franco Martínez: La familia reclama ver las cámaras de Reserva Ecológica porteña

A más de tres semanas de la aparición del cuerpo de Franco Martínez, el joven lomense encontrado ahorcado en la Reserva Ecológica de Ciudad de Buenos Aires, el fiscal de la Ciudad de Buenos Aires tomó las medidas que presentaron los abogados de la familia. Por el momento, esperan poder acceder a las cámaras, incorporar un perito de parte y una reconstrucción del hecho.

En un principio, el fiscal quiso cerrar la causa con la carátula de suicidio pero la familia repudió totalmente esta decisión porque se cremaría el cuerpo y se perderían todas las pruebas. Como consecuencia, los abogados pudieron revertir esta decisión ya que consideran que Franco no pudo suicidarse.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Lisette Martínez, hermana de Franco, aseguró: “Esperamos que las entidades a las que se enviaron los oficios respondan y por ahora no señalamos como responsable a nadie en particular pero es todo muy sospechoso porque desde un principio se investigó mal”.

En estos días declaró parte de la familia, se pidió que se perite el celular para saber si Franco fue engañado y un informe sobre el personal de la Reserva desde el 23 de julio al 20 de agosto. También se solicitó la realización de una segunda autopsia además de la oficial y poder ver el recorrido de rutina de Prefectura. 

Con respecto a las irregularidades que se analizaron sobre el hecho, Lisette explicó que “tuvieron que crear ese escenario de suicidio” y que “Franco no pudo subir solo al árbol con esa soga que pesa mucho”. “Pensamos que participó más de una persona pero no entendemos cómo pudieron ingresar porque la policía tiene acceso porque es personal autorizado”, afirmó la hermana de la víctima.

Según lo relatado, las imágenes fílmicas de la Reserva fueron borradas, lo cual aumenta la sospecha familiar. A cargo del caso está la oficina de homicidios con la carátula de “averiguación de causales de muerte”. 

“La desaparición de los registros de la Reserva da cuenta de la mala intención para que no quede esclarecido el asesinato. Es imposible que mi hermano haya llegado por ese lugar sin tener un acceso oficial”, manifestó. Además, Lisette resaltó que “la oscuridad que hay en la Reserva es absoluta” y que Franco no tenía ni linterna o un objeto que lo ayude como guía una vez dentro. 

La familia de Franco tiene la intención de mandarle una carta al Jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, para que brinde los registros fílmicos más allá de los de la Reserva que fueron borrados, según lo contado.

El 20 de agosto encontraron el cuerpo a raíz de un llamado anónimo que recibieron los bomberos y la familia fue notificada el día 21. Desde un inicio, señalaron que Franco no conocía la Reserva, que tenía planes de visitar a su hermana en Almirante Brown ese día y que no sabía hacer el tipo de nudo que tenía la soga.