Fiscal General de Lomas: “Soy víctima de una persecución por parte del procurador Conte Grand”

Ferrari Enrique

Luego de que el procurador general de la Provincia, Julio Conte Grand, dejara sin efecto la decisión del fiscal General de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari, de trasladar de despacho y limitar las funciones de su adjunto, Sebastián Scalera, la interna en la Justicia de Lomas se recalentó. El jefe de los fiscales locales pidió la intervención nada menos que de la Suprema Corte bonaerense en este conflicto.  “Soy víctima de una persecución por parte del procurador, que quiere sacarme de mi cargo para poner a otro fiscal”, disparó Ferrari.

La interna en la Justicia lomense parece no tener límites y el fiscal General Ferrari  decidió enfrentar nada menos que al procurador bonaerense.

“Es evidente que el  procurador  tiene un ánimo persecutorio para conmigo. Estaría buscando, en esa idea, generarme dificultades en el legítimo ejercicio de mi función. Es por eso que estoy procurando la urgente intervención de la Suprema Corte para que ponga un poco de cordura a esta escalada que no inicié yo”, sostuvo Ferrari, en diálogo con DiarioConurbano.com.

“Es casi seguro que con esta nueva resolución del Procurador (por la decisión de Conte Grand de dejar sin efecto el traslada del fiscal Ajunto Sebastián Scalera), no solamente lo voy a recusar por temor de parcialidad en cualquier sumario, sino que voy a ampliar la denuncia que ya le hice ante la Corte”, adelantó.

El jefe de los fiscales lomenses llevó el conflicto interno de la Fiscalía General de Lomas a la Suprema Corte. “En 40 años de Poder Judicial, nunca viví una situación de hostigamiento tan evidente y poco comprensible, ya que siempre tuve buena conducta e hice mi trabajo a conciencia”, expresó. Y sentenció: “Soy víctima de una persecución por parte del procurador”

Ferrari hizo dos presentaciones el lunes último pidiendo la intervención de la Corte en este conflicto, y el miércoles, el procurador emitió una resolución cuestionando sus recientes decisiones.

“No fui yo quién hizo público esto. Pero ahora, no me queda más remedio que también defender a mi investidura. Vengo  sufriendo una creciente y marcada actitud de hostigamiento del procurador en mi perjuicio, por motivos que de momento me reservo por razones de prudencia, pero que son de conocimiento de la Suprema Corte”, explicó Ferrari, quien lleva ya seis años al frente de la Fiscalía General de Lomas.

En contacto con este portal y en línea con su presentación, el funcionario judicial fue más y se adentró en las intenciones de su jefe. “El procurador quiere sacarme de mi cargo para poner en mi lugar a otro fiscal. Es una situación de hostigamiento progresivo y sostenido. Veremos qué dice la Corte”.

En su defensa, Ferrari  continuó arremetiendo contra Conte Grande. “Con su resolución, lejos de poner orden en el normal desarrollo y funcionamiento del Ministerio Público de Lomas de Zamora inyecta confusión y hasta, en cierto punto, anarquía en lo que sería un funcionamiento ordenado de toda esa organización, que es lo que busco, llevando a contramarchas que, en los hechos, son un boicot al orden normal que intento lograr desde mi posición”

“Parece que es  una competencia de Conte Grand sin mayor sentido conmigo, que no soy más que un subordinado suyo; revuelve las cosas y lejos de ayudar a que se ordenen, las complica de un modo que ya no perjudica a ´Enrique Ferrari´, sino que desordena el funcionamiento general del Ministerio Público Fiscal de Lomas, que es lo que yo, contra viento y marea y desde mi humilde cargo, trato de lograr. No entiendo tanto empecinamiento en complicar mi normal gestión”, finalizó Enrique Ferrari.

Conte Grand rechazó en los últimos meses a los pedidos de desplazamiento que le hizo Ferrari de sus dos fiscales adjuntos.  Una de ellas, Mirta Gianella,  inició al fiscal General de Lomas una denuncia por violencia laboral.

Luego de este pedido de intervención de la Corte por parte de Ferrari, pocos en los Tribunales de Lomas se atreven a decir de qué manera terminará este conflicto.