Fiorito: Familiares de víctimas de un doble homicidio reclaman que se haga el juicio oral

Familiares de víctimas de un doble homicidio ocurrido en marzo de 2018, en la localidad de Villa Fiorito, piden que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora fije una fecha para que se inicie el juicio oral a los responsables del crimen de los jóvenes Tatiana Gargano, de 18 años, y Rodrigo Villalba, de 17.

A principio del año pasado, la Justicia de Garantías de Lomas de Zamora dispuso elevar a juicio oral la causa por el homicidio de Tatiana Gargano y Rodrigo Villalba. Sin embargo, por la emergencia sanitaria por el coronavirus no se pudo llevar adelante el debate oral. Ahora la familia de una de las víctimas reclama al tribunal una nueva fecha para el juicio oral.

“Ya teníamos fecha para el 5 de octubre, pero por la pandemia se suspendió. Hace dos semanas atrás nos dijeron que estaban procesados todos los que estuvieron implicados en la causa. Ahora lo que buscamos es que se fije una nueva fecha de juicio”, explicó Olga, la madrina de Tatiana, en contacto con DiarioConurbano.com.  

Según el relato de Olga, desde fiscalía se informó a la familia que “se estaba agregando más cosas” a la causa de Nahuel Corvalán, uno de los imputados por el hecho, quien tendría antecedentes por otros delitos y por eso se estaría demorando el inicio del debate. La familia de Tatiana, por su parte, asegura que “las pruebas ya estaban presentadas” y que se podría realizar la audiencia.

“Cuando empezamos con las marchas y pintadas para pedir justicia por Tatiana y Rodrigo mucha gente empezó a denunciar a este chico por otras causas como lesiones y tentativa de homicidio”, contó Olga.

Y al mismo tiempo, reclamó: “Nosotros pedimos que sea juzgado primero por la muerte de los chicos y después si se tiene que unificar las otras causas que lo hagan, pero que no estiren más el inicio del juicio”.

El caso

El doble crimen se produjo el 24 de marzo de 2018 cerca de las 5.30 cuando Rodrigo y Tatiana estaban junto a un grupo de amigos en la esquina de las calles Quesada y Morazán, en Villa Fiorito, cuando fueron atacados a balazos por dos hombres que circulaban en una moto.

Para el fiscal Lorenzo Latorre, Nahuel Corvalán efectuó los disparos mientras que Jorge Torres era quien conducía la moto. Ambos están acusados de doble homicidio agravado.

En el transcurso de la investigación fue absuelto el hermano de Nahuel Corvalán, de nombre Brian, a quien en un principio se lo había relacionado con el doble asesinato.