Fiorito: Excarcelan a un hombre condenado por trata de personas

La abogada de una joven que escapó de un prostíbulo de Villa Fiorito donde había sido entregada por su propia madre al proxeneta – cuando tenía 12 años – reclama porque el imputado, identificado como Manuel Quintana, quedó libre este miércoles. El hombre fue condenado a 11 años de prisión, por el Tribunal Oral en lo Criminal N°5 de Capital Federal. Sin embargo, la condena no quedó firme, y la defensa solicitó la excarcelación.

La chica de 24 años, fue explotada entre los 10 y 12 años, en un prostíbulo de Villa Fiorito en Lomas de Zamora. A pesar de haber sufrido múltiples violaciones y hasta dos abortos obligatorios, logró escapar, y pidió ayuda a un servicio de asistencia de niños y adolescentes en Capital Federal. Durante todo ese tiempo, la joven fue recorriendo de un hogar a otro, escapando del acusado, quien intentó llevarla en tres oportunidades.

Por el hecho, se inició una causa judicial y a Quintana lo condenaron por un delito menor, reducción a la servidumbre. Pero la abogada de la víctima, Laura Selene Chaves Luna, apeló y ordenó al Tribunal Oral en lo Criminal N°5 de Capital Federal que aplique una nueva condena. Recibió 11 años por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, agravado por tratarse de una menor de 13 años y por haber sido cometido mediante abuso de una situación de vulnerabilidad.

Pero como el imputado pasó cuatro años en prisión preventiva donde hizo cursos en prisión le redujeron la pena. Tanto el representante del Ministerio Público Fiscal como la abogada que patrocina a la joven realizaron una presentación para que el Tribunal Oral en lo Criminal N°5 de Capital Federal rechazara el pedido de la defensa -quien lo que hizo fue computar el tiempo que estuvo libre el imputado- para reducir la pena.

“En 24 horas resolvieron el pedido de la defensa, el imputado ya fue liberado. Él es responsable del delito de trata, lo que no está firme es la condena. Está claro que esto ya estaba hablado porque el tribunal recibió el pedido de la defensa a las 9:47 y nos mandaron la cedula dos minutos después, es decir, ya estaba conversado”, declaró la abogada que patrocina a la denunciante, Laura Selene Chaves Luna, en diálogo con DiarioConurbano.com

En ese sentido, la letrada, detalló: “Nosotros pedimos que el señor fuera condenado a 20 años. El fiscal pidió 15, pero el Tribunal, le había dado 11 años. Lo tenían en arresto domiciliario cuando la Cámara de Casación ya había ordenado que tuviera que estar preso en un complejo penitenciario federal. Después, lo que hizo la defensa, siendo que la condena no estaba firme, es pedir la libertad entendiendo que el tiempo que el señor estuvo libre se tenía que computar como tiempo de detención también y, de esa manera, obtener los dos tercios de la condena”.

A su vez, enfatizó que el caso tiene “ribetes gravísimos en materia de lo que es la desprotección hacia los niños y niñas que son víctimas de delitos de criminalidad organizada y la mirada del estado sobre los imputados”.

“Vamos a ir a la Cámara de Casación, donde hasta ahora, nos ha ido muy bien. Casación hizo un estudio muy serio y riguroso, y en su momento, dieron vuelta el fallo donde decían que era servidumbre y que acá no había pasado nada, destrabando así un delito que es de criminalidad organizada”, cerró la abogada.

Por Mabel Cáceres