Femicidio Marcela Coronel: Arranca el juicio oral contra los los dos hermanos acusados

A tres años del femicidio de Marcela Coronel, una enfermera asesinada en Longchamps, juzgarán el 3 de noviembre a los dos imputados por el crimen. La familia espera que se condene al acusado del asesinato a prisión perpetua. 

En diálogo con DiarioConurbano.com. Lorena, hermana de la víctima, aseguró: “Queremos que se haga justicia y pretendemos que le den perpetua teniendo en cuenta lo que hizo. Hay muchas cosas que demuestran su responsabilidad y las pruebas son contundentes”. 

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N 5 de Lomas de Zamora juzgará a Gabriel Guevara, quien era la pareja de Coronel, por el delito de homicidio agravado por el vínculo de pareja, por haber mediado violencia de género y por alevosía. 

En este sentido, Lorena explicó que están “esperanzados” de obtener prisión perpetua y adelantó que no imaginan “otro panorama”. “La responsabilidad de él está comprobada, está claro que él fue así con Marcela, con otras parejas. No era un loquito, fue así con todas las mujeres a su alrededor, las perseguía, las acosaba, las manipulaba y a Marcela la mató”, aseveró.

Con respecto a las pruebas de la investigación, el ADN de Guevara fue encontrado en la ropa con sangre y los testimonios de los vecinos dieron cuenta de episodios de violencia sufridos por Marcela. Se estima que también declararán ex parejas del acusado.

Además, será juzgado Pablo Guevara, el hermano de Gabriel, por haber sido partícipe secundario ya que colaboró a limpiar la escena del femicidio y abandonar a la hija de la pareja en Burzaco. 

“Con respecto al cómplice ya sabemos que no es posible la perpetua pero queremos que le den bastantes años. Mientras más años le den al femicida le darán al cómplice”, contó Lorena.

En este contexto, la hermana de Marcela destacó el trabajo realizado por la justicia y consideró que el Juez de Garantías nunca permitió el cese de la prisión preventiva a pesar de que lo solicitaron durante el 2020

“Estamos conformes con lo hecho por la justicia, estos 4 años pidieron muchas veces la libertad pero el Juez no lo permitió, ellos tenían la posibilidad de esperar el juicio en su casa y no en la cárcel. Fue un alivio enorme saber que están encerrados”, declaró.

El 3 de noviembre se movilizarán sus familiares, compañeros de trabajo, la agrupación feminista Juntas y a la Izquierda y el MST.

El femicidio fue perpetrado en la vivienda de la pareja, ubicada en Longchamps el 28 de mayo de 2018, y fue recordado, entre otras situaciones, por la filmación en la que se ve cómo uno de los imputados se lleva en brazos de la casa a la hija de Coronel tras el crimen.