Femicidio: La familia de Laura Rivero espera que le den perpetua al acusado

La familia de Laura Rivero, víctima de femicidio junto a su hijo de seis años en 2019, en Parque Barón, Lomas de Zamora, espera la condena de prisión perpetua de quien era pareja de la mujer, Marco Antonio Lasserre. La sentencia se conocerá este lunes 1ero de marzo. “Confío en que le van a dar la pena máxima”, dijo la hermana de la víctima.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Lorena, la hermana de Laura, manifestó que confía en la justicia y espera que el acusado del doble homicidio de Parque Barón, en Lomas de Zamora, pague por lo que le hizo a su familia. “Confío en que le van a dar perpetua y que no va salir más”, indicó.

Al mismo tiempo, hermana y tía de las víctimas, enfatizó que “si él (por Lasserre) hubiese estado preso cuando quiso matar a su ex pareja, hoy mi hermana y mi sobrino estarían vivos”.

Por su parte, Marcos Castro, padre de Thiago, dijo: “Pido que se haga justicia por Laura y por mi hijo. Estoy muy mal con todo esto porque Thiago era mi único hijo; es durísimo, pero tengo que seguir por él”.

A Marco Antonio Lasserre se lo acusa por los delitos de “homicidio agravado por haber sido cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género y alevosía”, en perjuicio de Laura Silvana Rivero, de 40 años, “homicidio agravado por alevosía”, respecto al hijo Thiago Castro, y “privación ilegal de la libertad agravada”.

El hecho

El doble homicidio ocurrió en horario no determinado, en el domicilio de Federico García Lorca 171, en Parque Barón, el 3 de abril de 2019, cuando Laura Rivero fue a visitar a Lasserre, quien vivía solo, acompañado de su hijo Thiago Castro.

Cuando estaban dentro de la vivienda aparentemente mantuvieron una fuerte discusión y Lasserre mató a cuchillazos a madre e hijo y comenzó a pedir ayuda a los vecinos de la casa donde alquilaba, un matrimonio y sus dos hijos.

Luego, mantuvo privada de la libertad cerca de una hora y media al matrimonio y sus dos hijos mientras les exigía una camioneta con intensiones de huir del lugar y un arma porque se “había mandado una cagada”.

El hombre salió del lugar en una camioneta Renault Express blanca pero chocó contra un árbol a pocas cuadras.