Femicidio en Lanús: “Ella me dijo que cuando la viera sola la iba a matar”

A 14 años del femicidio de Mónica Isabel Ríos, una mujer asesinada por su ex pareja en Valentín Alsina, Lanús, la familia exige justicia y que se tenga perspectiva de género en el debate oral. Luego de que un fiscal rechazó la prescripción del delito, el imputado será juzgado.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Romelia Ríos, tía de Mónica, aseguró: “Quiero que se haga justicia por su femicidio y pague por lo que hizo después de tantos años. Saber que está detenido y seguirá así hasta el juicio nos da cierta tranquilidad”. 

Mónica había denunciado en varias ocasiones por violencia machista a su ex pareja, Andrés Roberto Arias, quien tenía una perimetral. A pesar de la intervención de la justicia, ella fue asesinada el 15 de diciembre de 2006. 

La víctima buscó separarse de él por meses porque la amenazaba, la perseguía en su trabajo y le había asegurado que la iba a matar. Cuando Mónica lo denunció, le dictaron la exclusión del hogar durante un tiempo pero una vez que regresó al domicilio, él la quiso echar. 

Como tantos otros casos, los limitantes económicos y de acceso a la vivienda fueron una barrera para Mónica, que no tuvo a dónde ir. “Mónica quería irse de ahí pero no tenía como irse y pensó que yendo a la Justicia algo se iba a solucionar”, aseguró su tía. La mujer tenía tres niños a su cargo y dos de ellos, que por entonces tenían 6 y 4 años, son también hijos del imputado.

Alejandra, mejor amiga de Mónica, advirtió que estuvo un día antes con la víctima y tenía miedo por su vida. “Ella me había comentado que él la iba a matar, que cuando la viera sola la iba a matar porque quería dejarla con sus hijos en la calle, él quería la casa”, relató.

El femicidio fue perpetrado en 2006 y Arias estuvo 14 años en libertad a pesar de que en dos ocasiones se identificó su ubicación. En 2014 en un control vehicular la Policía detectó un pedido de captura pero no lo retuvo y la segunda vez fue detenido pero por la prescripción del crimen fue liberado.

“No entiendo porque se tardaron tantos años en detenerlo, me lo pregunté muchas veces, porque lo dejaron tantos años libre. Con todo el dolor que una siente, me pone contenta que esté detenido porque veo que por fin se va a hacer justicia por mi amiga”, afirmó la mejor amiga de Mónica.

Alejandra opinó que el contexto tuvo un rol fundamental para que la causa se reactive. “Lo que pasa con los derechos de las mujeres ayudó mucho a que se abra otra vez el caso porque cada vez son más las mujeres que mueren”, argumentó.

El hecho

Según la acusación, el 15 de diciembre de 2006 Arias, de 40 años, empujó a Mónica, de 31, mientras se movilizaban en bicicleta por la calle Darragueira, entre Callao y Liniers, en Valentín Alsina, partido de Lanús. Luego, la arrastró de los pelos por la calle, sacó un arma y le efectuó cinco disparos.

Arias escapó y fue detenido cuando una amiga de la víctima lo reconoció, en febrero último, en la rambla de Mar del Plata.