Femicidio de Leila Sibara: Una perito confirmó que la joven era víctima de violencia

Una médica que declaró en la segunda audiencia del juicio por el femicidio de Leila Sibara (27), asesinada de un disparo en la cabeza en 2018, aseguró que las lesiones halladas en su cuerpo “podrían ser de entre cuatro y seis días”, lo que coinciden con la hipótesis de la fiscalía y de algunos testigos que afirmaron que la víctima sufría violencia de género. El debate continúa este miércoles con un testimonio, la declaración del acusado y los alegatos finales.

El juicio a Luis Alberto Villalba, de 53 años, acusado de “homicidio agravado por el vínculo y el contexto de violencia de género, y encubrimiento”, comenzó alrededor de las 10.30 y declararon ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7, presidido por el juez Roberto Alfredo Conti, personal policial, peritos, una amiga de la víctima, familiares del acusado y vecinos.

Ana María Carballo, una perito forense que realizó la autopsia al cadáver de Leila Sibara, explicó que el cuerpo de la víctima presentaba “alrededor de ocho lesiones” que serían anteriores al día que la mataron.

Por su parte, Paola, una amiga de la víctima, relató que ella tenía muchas ganas de dejar su adicción, pero “no podía porque Villalba le insistía para que trabajara en el taller” donde ella decía que iba a limpiar, y luego agregó que el acusado “le pedía sexo a cambio de droga”.

Luego, la testigo reconoció un pantalón de color verde y una campera de jeans que pertenecía a la joven y que fueron encontrados durante un allanamiento.

Otras declaraciones

Rubén Ramírez – quien en el momento del hecho se desempeñaba como personal de la Comisaría 8va de Villa Galicia-, explicó que fue convocado para participar de la investigación y durante un allanamiento en el taller del acusado, encontraron “cosas que no eran compatibles con un taller mecánico”.

Luego recordó que se encontró un arma, balanza, celulares, recortes de envoltorios, bolsas negras, y ropa de mujer que según el oficial, “unos testigos reconocieron como las pertenencias de Leila”. Todos esos elementos fueron exhibidos a los integrantes del jurado popular.

Además, declaró le llamó la atención los movimientos que había en el lugar durante la madrugada y se refirió a unos cuadernos con nombres de personas y cifras. “Anotaciones de quien debía plata y una planilla como de presentismo de la gente que trabajaba en el lugar”, detalló.

Entre los testigos del defensor oficial Mauricio Jalda, estuvieron la ex esposa y la hija del imputado quienes coincidieron que entre el 27 y 28 de noviembre, Villalba cenó con ellas y pasó la noche en su casa. Por lo que lo ubicaron lejos del lugar y el momento del homicidio.

El debate continúa este miércoles, a las 8, con el testimonio de un testigo de la defensa, la declaración del acusado, y los alegatos finales.

El caso

Según la investigación, el 28 de noviembre del 2018, por la mañana, en el cruce de Vetere y Larrea, Lomas Oeste, Villalba mantuvo una discusión con Leila Sibara, de 27 años, y la mató de un disparo en la cabeza.

A unos dos metros del cadáver de la joven que vivía a unas seis cuadras de allí encontraron una vaina servida calibre 9 milímetros.

La Policía detuvo poco después a Villalba en una casa ubicada en Las Heras al 1600, cercana al lugar del crimen. En tanto, en otro allanamiento en una vivienda de la zona se secuestró el arma utilizada en el hecho.

En la investigación, varios testimonios indicaron que el acusado se dedicaba a la venta de paco y cocaína al menudeo. La víctima había mantenido una relación reciente con el sujeto, quien además le proveía de drogas, según  informaron fuentes judiciales y policiales.

En otro allanamiento, esta vez al taller mecánico del detenido, se secuestraron elementos de “corte” que se destinan para el fraccionamiento de droga y un automóvil con pedido de secuestro por robo.