Femicidio de Anahí: Para la defensa de Bazán “no tienen pruebas pero igual lo acusaron”

Rosario Fernández, abogada defensora de Marcos Bazán, uno de los acusados por el crimen de Anahí Benítez ocurrido en julio de 2017, aseguró que quedó demostrado en los alegatos que tanto la fiscalía como el particular damnificado “no tienen pruebas, pero igual acusaron”. La defensa pidió al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 la absolución de Bazán.

Al finalizar los alegatos que se llevó a cabo sin público y con el acusado participando por videoconferencia desde la Unidad 9 de La Plata, donde está detenido, Fernández afirmó a DiarioConurbano.com que “no se presentó una prueba objetiva sobre Bazán, solo indicios”.

“No hay pruebas objetivas que diga que Bazán conocía a Anahi y que conocía a Villalba, en un momento donde las comunicaciones estaban a full. Bazán en la indagatoria entregó su teléfono y dijo: ‘revisen todo’. No encontraron nada”, señaló.

También, la letrada detalló que la defensa en su alegato volvió a cuestionar sobre los procedimientos en el trabajo del adiestrador del can Bruno. “Tula se llevó las pruebas a su casa, no hubo custodia, y tampoco hay una preservación del lugar donde se encontró el cuerpo de Anahí, cuántas personas podían haber pasado por el lugar, y entre ellos, Bazán también”, aseveró.

Y agregó: “Sin preservar el lugar, sin hacer una cadena de custodia, ahora quieren aplicar todo. Por qué nosotros tenemos que creer en todos ellos, si la ley bien claro dice que hay que hacer una cadena de las evidencias. Eso no se pudo acreditar”.

Marcos Bazán, fue el único imputado en el banquillo de los acusados que tuvo el juicio por el femicidio de Anahí Benítez, ya que Marcelo Villalba fue apartado del debate por su problema psiquiátrico.

El próximo 27 de mayo podría ser condenado a prisión perpetua si se lo encuentra culpable de ser coautor de los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” y como partícipe necesario de “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

Mabel Cáceres