Femicidio de Anahí Benítez: Para la abogada de Bazán, “no tienen nada para acusarlo”

El lunes próximo comienzan los alegatos en el juicio oral por el crimen de Anahí Benítez y la defensa de Marcos Bazán, acusado del femicidio de la adolescente que apareció en la Reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora en agosto de 2017, sostiene su inocencia y adelanta que “con mucho esfuerzo” podrían condenarlo por encubrimiento.

En diálogo con DiarioConurbano.com, la abogada del acusado, Rosario Fernández, reiteró que “no existen pruebas” que lo involucre a Bazán en el asesinato de Anahí Benítez. “Sigo sosteniendo que no tienen nada. A lo sumo, con mucho esfuerzo, pueden llegar a un encubrimiento que lo van a tener que dibujar porque no tienen nada”, aseguró.

Bazán llegó a juicio oral acusado de “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” junto a Marcelo Villalba, apartado del debate porque padece “psicosis”.

La situación procesal de Villalba estaba más comprometida porque su ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima. Por esta razón, su causa fue caratulada como “robo, abuso sexual agravado por acceso carnal, privación ilegal de la libertad agravada y homicidio agravado por alevosía criminis causa por mediar violencia de género”. Este miércoles, Bazán declaró que “no conocía” a Villalba.

Por su parte, Rosario Fernández, se refirió al desarrollo del juicio oral y a las “distintas arbitrariedades” por parte del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7. “Nos hubiese gustado poder interrogar más a Tula pero cada vez que preguntábamos y repreguntábamos porque no nos contestaba la pregunta, el tribunal, me decía: ‘ya se lo contestó doctora’. Bazán está preso por el perro y no nos dejaron preguntar”, cuestionó.

En esa línea, también mencionó lo ocurrido en la última jornada de juicio mientras declaraba Marcos Bazán y sus amigos estaban pidiendo por su absolución en la puerta del departamento judicial lomense donde tuvo que intervenir la policía.

“Los amigos de Marcos estaban manifestándose en la puerta y el tribunal hace la denuncia en la Comisaria de Centenario. Vino el comisario y se los quiso llevar a todos. Al final, terminó llevándose al doctor Soares (Eduardo). Obviamente, quedó en libertad a los diez minutos, porque tuvo intervención el Juzgado Federal. Lo que apuntaba el tribunal era que se llevaran a los amigos de Bazán y que quedaran detenidos”, denunció la letrada.

Según relató la defensora del acusado, al TOC 7, “nunca les gustó la concurrencia de gente”. “Amenazaron varias veces con hacer el juicio a puertas cerradas. Nos han sacado gente de la sala. Nunca les gustó estar controlados. De hecho, todavía sigue en marcha la recusación en la cual yo presentaba testigos que tienen que ir a declarar porque no dejaron preguntar a la defensa y ellos actuaron como si fueran fiscales. La recusación sigue en pie porque el manejo del tribunal  no ha sido el mejor”, advirtió Fernández.

Por Mabel Cáceres