Femicidio de Anahí Benítez: La defensa adelantó hablará y “responderá todas las preguntas”

Eduardo Soares, abogado de Marcos Bazán, el acusado del femicidio de Anahí Benítez, lamentó que el acusado declare en medio de la cuarentena y por video conferencia. “Creemos que se está afectando nuestro derecho frente al juicio y además se está afectando el derecho de igualdad ante la ley”, aseguró.

Este miércoles será el anteúltima jornada del juicio oral y el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 integrado por los jueces Roberto Conti, Elisa López Moyano y Roberto Lugones escuchará la declaración del único acusado que está siendo juzgado por el crimen de la adolescente de 16 años, pero lo hará desde la unidad donde está detenido mediante videoconferencia.

“Bazán le pidió al tribunal que  mañana quería declarar y dijo lo siguiente: ‘Yo voy a declarar, voy a aceptar preguntas de todas las partes, todas las preguntas que tengan que hacerme que las hagan, incluyendo la del tribunal’”, explicó Soares en diálogo con DiarioConurbano.com

En esa línea, el letrado que está a cargo de la defensa junto a Rosario Fernández, afirmó que el tribunal autorizó que este miércoles declare Bazán pero no autorizó su presencia en la sala de juicio. “Nos opusimos y en eso nos acompañó el abogado de la mamá de Anahí pero no hubo caso. El tribunal dijo que no se presenta”, indicó el letrado.

Y añadió: “No es lo mismo hacerlo por video llamada, que tenerlo al tipo ahí enfrente, mirarlos a los ojos, ver los gestos, ver si titubea cuando se le hace una pregunta. La formación que uno se hace de lo que dijo y hace siempre es más rica teniéndolo presente que frente a un aparato, pero no hubo caso. Creemos que se está afectando nuestro derecho frente al juicio incluso se afecta el derecho de igualdad de la propia fiscalía porque no es lo mismo interrogar así”.

Por otro lado, Soares señaló que la defensa quedó conforme con la declaración del adiestrador de perro Ricardo Cuperbak. “Hoy salimos muy contentos porque declaró como tres horas un especialista en tema perros. Un hombre que trabajó con el FDI, con la ATF norteamericana, con la Policía Federal y de varias provincias, con experiencia de más de 30 años a diferencia de Tula, dueño del perro Bruno, que tiene tres o cuatro años”, disparó.

Según lo relatado por Soares, el testigo aseguró que “Bruno no tiene las condiciones ni las certificaciones para esto”. “Explicó como se hace el procedimiento y sobre todo explicó con detalle que el tema del perro puede servir como un indicio lejano pero que de ninguna manera constituye una prueba fehaciente. Salimos conforme con este testigo”, aseveró el abogado.

En cuanto a las expectativas sobre la resolución del juicio, el defensor sostuvo: “Es un tribunal que actúa como fiscales. Ni la fiscalía ni el abogado de la madre de Anahí nos han atacado tanto como los tres jueces. Yo personalmente creo que el juez Lugones tiene la sentencia escrita en el bolsillo desde hace rato. Creo que es un tribunal que desde el primer día nos tiró con todo”.

Mabel Cáceres