Femicidio Anahí Benítez: “Son cuatro años de sufrimiento y de vacío en muchos sentidos”

A cuatro años del femicidio de Anahí Benítez, la adolescente secuestrada violada y asesinada en 2017 en la Reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora, su familia continúa reclamando que la justicia investigue a todos los responsables de la muerte de la adolescente. “Son cuatro años de sufrimiento y de vacío en muchos sentidos”, expresó Silvia Pérez Vilor.

“Hoy es un día muy difícil para mí porque son cuatro años de sufrimiento y de vacío en muchos sentidos. A la ausencia de mi hija, que fue lo peor que me podía haber pasado en la vida, se suma la ausencia de la justicia, en su totalidad. Son cuatro años, no hay justificación alguna”, manifestó Silvia Pérez Vilor, la mamá de la víctima, en contacto con DiarioConurbano.com.

“A la ausencia de mi hija, que fue lo peor que me podía haber pasado en la vida, se suma la ausencia de la justicia, en su totalidad”

En ese sentido, Pérez Vilor, expresó que está muy triste pero que no pierde la fe. “Estoy muy cansada. Pero como sea, voy a seguir adelante para que se haga justicia y que las personas que todavía no están inculpadas y, que deberían estar tras las rejas, lo estén. Lo mismo va para las personas que omitieron su deber a la hora de buscar a Anahí. Mi deseo es siempre que sea lo justo aunque nunca más vuelva a tener a mi hija”, aseguró.

Hace un año, uno de los imputados por el crimen recibió la condena a prisión perpetua y se espera que el segundo hombre señalado en la causa finalmente vaya a juicio en los próximos meses, luego de haber sido declarado temporalmente inimputable.

Sin embargo, hay otra causa que se investiga en paralelo a la investigación oficial por el femicidio de Anahí: el juicio a la empresa Claro, quien debía haber informado si existió alguna alteración en el teléfono de la adolescente durante su desaparición.

“Claro tenía que pasar el movimiento del mail desde el momento en que desapareció Anahí. Recién el 8 de agosto se informa que se había ingresado otro chip a ese teléfono. Cuando localizan ese chip estaba en manos del hijo del imputado Villalba (Marcelo). Si Claro hubiera informado a tiempo, Anahí, no hubiera sufrido la violación más su muerte”, explicó Andrea Donato, la abogada que se ocupa del caso, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Además del juicio a la empresa telefónica, Donato se ocupa de la investigación del rastreo de los primeros perros que participaron durante la búsqueda de la joven. “Se hizo mal el procedimiento y eso se está investigando. Dentro de la instrucción ponen que había tres perros y solo bajaron a dos porque el otro perro estaba cansado. Esos dos perros fueron para el lugar que quisieron porque los guías no estaban preparados como corresponde”, describió la letrada.

El caso         

El 29 de julio de 2017, a las 17, Anahí Benitez (16) salió de su casa en Parque Barón para caminar hacia el Parque Municipal Eva Perón y no regresó. Su familia realizó la denuncia y durante esos seis días en los que Anahí estuvo desaparecida vecinos, amigos y la comunidad educativa de la Escuela Superior Antonio Mentruyt (ENAM) estuvieron buscando a la chica, repartían volantes, hablaban con la prensa y realizaban marchas.

Finalmente, el 4 de agosto encontraron el cuerpo de Anahí enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina. Las pericias determinaron que la habían violado y asfixiado.