Familiares de un hombre asesinado en Fiorito exigen que por el crimen detengan también a la novia

Familiares de Joao Osores, un hombre de origen brasileño que fue apuñalado en octubre de 2021 en Fiorito, insisten en que se investigue a la novia de la víctima, que según ellos, es “culpable” del homicidio. Por el hecho, en diciembre último la policía detuvo al principal acusado.

“Para nosotros los dos tienen que estar presos. Queremos saber qué fue lo que pasó. Ella siempre andaba con un cuchillo y ya estuvo presa por otros delitos. No sabemos qué relación tenía con el paraguayo (el acusado). Mi hermano vivía en La Matanza y hacía poco tiempo que se había mudado a Fiorito. Ella conocía más el lugar”, dijo Jennifer, una de las hermanas de Osores, en declaraciones a DiarioConurbano.com.

A su vez, explicó que para la fiscalía, la pareja de Osores “no es sospechosa”. “Si la pelea fue con ella, ¿porque se metió el paraguayo?”, se preguntó Jennifer quien estuvo presente en la UFI 7 donde le informaron que ahora se investigará el celular de la víctima y luego se tomarán más testimoniales.

Por el hecho el 27 de diciembre último, Sebastián Ayala, paraguayo, de 35 años, fue detenido en una vivienda de Fiorito. Ayala tenía pedido de detención dictado por el fiscal Nicolás Espejo de la UFI 7 de Lomas de Zamora.

Ayala está imputado de “homicidio en exceso de la legítima defensa”, ya que intervino para evitar que la víctima agrediera a su novia, en el marco de una discusión con su pareja.

“Es un alivio la detención de este hombre porque queremos saber qué fue lo que pasó. Nos contaron que mi hermano y la novia discutieron. Ella se metió en el departamento de este hombre (del acusado) y le pidió ayuda”, relató la joven.

El homicidio de Osores

Joao Osores fue apuñalado el 1ero de octubre de 2021 en la esquina de Figueredo y General Conesa. Efectivos de la Comisaría 5ta de Fiorito se dirigieron al lugar tras un llamado al 911 que alertó acerca de una discusión en la vía pública.

Al llegar, los agentes encontraron al hombre tendido en el suelo inconsciente, con una herida de arma blanca. La policía solicitó una ambulancia y Osores fue trasladado al Hospital Gandulfo donde ingresó fallecido como consecuencia de una puñalada recibida.

Según indicaron fuentes del caso, a partir de testimonios de vecinos se pudo reconstruir que Osores mantuvo una discusión con su novia, algo que, según testigos era habitual. En ese contexto, Ayala salió a recriminarle por los gritos y mantuvo una discusión que subió de tono.

La victima habría intentado agredir a su pareja, y en ese contexto, Ayala le aplicó una puñalada y escapó.