Familiares de Lautaro Bugatto reiteraron el pedido de justicia

En el marco de un homenaje en el que se descubrió una figura metálica en el frente del estadio de Banfield, la madre y el hermano del joven asesinado por un policía en Burzaco cuestionaron la actitud de la Justicia y pidieron que se condene al culpable. El juicio oral y público se desarrollará antes de fin de año en los Tribunales de Lomas de Zamora.

Familiares de Lautaro Bugatto y de otras víctimas de la violencia institucional pidieron que se haga justicia por el homicidio del jugador de Banfield asesinado en 2012 por efectivo de la Policía Bonaerense en Burzaco. En un acto en su homenaje, se descubrió una figura metálica en una de las paredes externas del estadio del Taladro, en Peña y Arenales.

Los familiares estuvieron acompañados por militantes de organizaciones sociales y políticas. También se hicieron presentes el diputado nacional, Leonardo Grosso, el diputado provincial, Fernando “Chino” Navarro, el intendente de Lomas de Zamora, Santiago Carsatorre, y concejales del distrito.

Gonzalo Bugatto, hermano de Lautaro, pidió que se haga justicia en el caso y anticipó que el mismo será tratado en un juicio oral y público este año, probablemente en agosto,  en los Tribunales de Lomas de Zamora.

“Mi hermano era un tipo de fierro y luchador por eso, como él, no vamos a bajar los brazos hasta que se haga justicia”, expresó Gonzalo Bugatto, quien cuestionó que la Justicia haya liberado al policía David Benítez, único imputado por el homicidio.

En tanto, la madre de Lautaro, Alicia Giardina, también pidió justicia por el caso de Lautaro y una “condena ejemplar” para el imputado. “El caso de mi hijo representa el de muchos otros cuyos familiares también están peleando desde hace años para que la Justicia les de una respuesta”, sostuvo.

En el escenario, montado a metros de Peña y Arenales, se encontraban Rosa Schonfeld, madre de Miguel Bru, Eugenia Vázquez, hermana de Andrea Viera, ambas víctimas de violencia institucional; y Estela Díaz, mamá de Romina Acuña, cuyo homicida se encuentra prófugo desde hace más de tres años.

La figura metálica descubierta en el acto se encuentra en la esquina de Peña y Arenales, y refleja a Lautaro Bugatto pateando con la camiseta de Banfield, club en el que se formó para luego pasar a Tristán Suárez.

Lautaro fue asesinado a metros de su casa en Burzaco, el 4 de junio de 2012. Tenía 20 años y estaba saliendo con unos amigos cuando recibió un balazo que terminó con su vida.

Luego se comprobó que el disparo lo efectuó el efectivo de la Policía Bonaerense David Benítez quien pasaba por la zona. El hombre argumentó que en esos momentos mantuvo un enfrentamiento con unos delincuentes que pasaban en moto, pero esa versión nunca pudo ser corroborada.

Benítez estuvo detenido pero fue liberado en una cuestionada resolución de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora por lo que llegará en libertad al juicio oral y público.