Expertos en Derechos Humanos escucharán el reclamo de los presos bonaerenses

Expertos en temas jurídicos penitenciarios y de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia bonaerense recorrerán a partir de febrero las unidades penales de la provincia de Buenos Aires para escuchar los reclamos de los detenidos y sus familiares, y evaluar las condiciones de alojamiento.

Así lo adelantó hoy el ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, Julio Alak, al anunciar la creación de este comité técnico ejecutivo que se reunirá con internos y familiares a partir del miércoles 5 de febrero.

De dichas recorridas y encuentros participarán también legisladores e integrantes de otros organismos de Derechos Humanos.

«En 19 días hábiles de gestión ya se logró normalizar provisión de alimentos, de medicamentos y crear una mesa ejecutiva con la función de aliviar la superpoblación penitenciaria, que es la más alta en la historia de la Argentina», expresó Alak y destacó que «nunca hubo un servicio penitenciario en ninguna Provincia que tenga una superpoblación del 110%».

Las recorridas de este nuevo comité se definieron en una reunión de la mesa de diálogo integrada por el Ministerio, la Suprema Corte de Justicia bonaerense, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

También se informó que el jueves 6 de febrero se van a reunir los equipos técnicos que buscarán generar un plan consensuado entre los tres poderes del Estado bonaerense, los organismos de Derechos Humanos, la Iglesia y representantes del Poder Judicial Federal.

En este marco, Paula Litvachky, integrante del CELS, destacó la convocatoria del ejecutivo provincial y expresó que «lo importante son las medidas inmediatas que se van tomar para bajar el nivel de presión sobre el sistema de encierro y empezar a trabajar sobre la cantidad detenidos, que hay hoy en las comisarías de la Provincia».

Esta mesa de diálogo fue creada mediante una resolución firmada por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, con el fin de comenzar a buscar soluciones para resolver la grave situación que atraviesa el servicio penitenciario.

En ese sentido, los encuentros se llevarán de manera mensual, con una evaluación trimestral.

«Estos problemas son muy complejos, donde está en juego la entidad humana de la justicia. Estamos tratando con personas, que por la circunstancia de estar privados de libertad no deben perder su condición de tales, principalmente su condición de dignidad», señaló el vicepresidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos.

Y, agregó: «Tenemos que acercar la cárcel de la Constitución a la cárcel de la realidad».

También participaron de la reunión los miembros de la Suprema Corte provincial, José Villafañe; el defensor del Tribunal de Casación Penal bonaerense, Mario Coriolano; la senadora Agustina Propato; el subsecretario de Derechos Humanos, Matías Moreno; el capellán del Servicio Penitenciario bonaerense, Carlos Pont Gasques; representantes de la CPM; el procurador General, Julio Conte Grand; y el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino; entre otros.