Expectativa por el juicio oral a los acusados de matar al subcomisario Klodczyk

El debate comenzará el próximo 16 de junio en los Tribunales de Lomas de Zamora. Hay dos imputados ya que el tercero falleció en un enfrentamiento, cuando se encontraba prófugo. La víctima – sobrino del poderoso ex comisario Pedro Klodczyk, fallecido en 2000 – fue perseguido y asesinado luego de extraer dinero de un banco de Remedios de Escalada, en un hecho ocurrido en diciembre de 2011.

Dos hombres serán sometidos, desde el próximo 16 de junio a junio, a juicio oral y público por el homicidio del subcomisario Juan Carlos Klodczyk, ocurrido en diciembre de 2011 en Lanús Este, luego de que la víctima acompañara a una familiar a sacar dinero de un banco.

El juicio oral y público será llevado adelante por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Lomas de Zamora. La acusación estará a cargo de la fiscal de juicio Marcela Dimundo.

El juicio oral tendrá solamente a dos imputados – los hermanos Adrián y Daniel Vicente -, ya que el restante, Hernán Darío Ramírez, de 28 años, murió el pasado 26 de abril de 2013 tras una salidera bancaria y tiroteo en la ciudad de La Plata.

El crimen del subcomisario Klodczyk ocurrió el 12 de diciembre de 2011 en Caaguazú y Esquiú, de Lanús, donde el policía fue asaltado por al menos tres delincuentes.

El subcomisario se hallaba en ese momento junto a su tía Alicia, viuda del comisario general Pedro Klodczyk, a quien había acompañado a retirar unos 12.000 pesos de un Banco Provincia de Remedios de Escalada.

Según determinaron los investigadores, tras abandonar la sucursal bancaria, el subcomisario y la mujer abordaron el auto marca Chevrolet Aveo del primero y se trasladaron hasta el restaurante Diógenes, ubicado en Lanús Este. Allí, los delincuentes los interceptaron con fines de robo, por lo que el efectivo se resistió.

Según las fuentes, la víctima, quien prestaba servicio en la Comisaría 7ma. de Villa Industriales y también era abogado, recibió seis balazos en la cabeza y tórax, y murió en el lugar.

Uno de los Vicente está sindicado como el autor material del crimen y el hermano mayor está imputado de haber "marcado" al subcomisario dentro del banco. En tanto, Ramírez era el dueño de la Chevrolet Meriva utilizada para seguir a la víctima de la sucursal hasta donde fue asesinada.