Exigen que fijen fecha para el juicio por el asesinato de Nicolás Vázquez

La familia de Nicolás Vázquez, un joven víctima de gatillo fácil en Lanús, en 2013, espera que el Tribunal paute una fecha de juicio pronto para evitar dilatar el debate hasta que estén dadas las condiciones sanitarias. La última audiencia que se concretó fue para establecer el protocolo sobre cómo se llevará adelante.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Marina Pirro, abogada querellante, aseguró: “Ya estaríamos para que pongan fecha, entendemos que la pandemia complicó la agenda de los Tribunales pero hacerlo según el protocolo de la Corte es la única manera en que se puede hacer”. 

En este contexto, hay muchos juicios que se suspendieron para cuando se restablezca la presencialidad y otras causas, con determinadas características, avanzaron en los enjuiciamientos.

En este caso, el juicio contra Héctor Amarilla, el ex comisario que fue autor del disparo que mató a Nicolás, fue suspendido en abril del 2020 por el inicio de la pandemia pero el hecho sucedió en 2013 y el imputado estuvo prófugo por cinco años. Es por eso que la familia manifestó la necesidad de hacerlo lo antes posible a pesar de que no sea oral y público. 

La hermana de Nicolás, en diálogo con DiarioConurbano.com, manifestó que le hubiese “gustado” que el juicio fuera en otras condiciones pero que no ve “una desventaja” en hacerlo virtualmente. 

“No puedo esperar más porque le estoy dando pautas para alargar el proceso y que le lleguen los beneficios. A mi me encantaría que sea de otra manera pero  queremos llegar a la condena, que sea firme y justa”, afirmó.

De pautar una fecha, el debate se realizaría con los tres jueces en la sala, la querella y la fiscalía pueden optar por la presencialidad o la virtualidad, el imputado permanecerá con su abogado desde el penal, mientras algunos de los testigos podrían acudir a la sala o testificar de manera virtual. 

En este sentido, Pirro consideró que “las herramientas son estas” y que la causa contra Amarilla figura con “prioridad” dentro del Tribunal debido a los años que transcurrieron y sus características. 

“Es una prioridad esta causa por el tipo de delito, porque hay un detenido, por un montón de factores. Estamos tranquilas si se pauta una fecha y si viéramos que no están dadas las condiciones para garantizar un buen proceso lo manifestaremos”, afirmó la abogada. 

El debate está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora. Amarilla será juzgado por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, por alevosía y por ser el sujeto activo miembro de las fuerzas policiales abusando de su función y de su cargo en concurso real con tenencia ilegal de armas de guerra”.

Con esta carátula, la abogada y la familia de la víctima esperan una condena a prisión perpetua. “Tuvimos tiempo de sobra para juntar todos los elementos de prueba que son determinantes. Es un hecho de gatillo fácil en el marco de violencia institucional y lo fusiló a quemarropa porque le apuntó el arma de arriba para abajo”, aseveró la abogada.

El hecho ocurrió el 25 de septiembre de 2013 cuando Nicolás salió de un local de ropa deportiva, ubicado en la peatonal 9 de Julio y Oncativo en Lanús, y Amarilla comenzó a correrlo tras acusarlo por el robo de una remera. A las pocas cuadras, la víctima intentó mostrarle que no había robado nada y el Policía le disparó en la nuca. Luego del asesinato, Amarilla se dio a la fuga por años hasta que fue apresado en febrero de 2019.