Excarcelaron a Jorge Castillo y estará monitoreado con tobillera electrónica

Castillo Sonrisa

Jorge Castillo, más conocido como “El Rey de La Salada”, fue excarcelado este miércoles en la causa en la que se lo investiga por presunto lavado de dinero, aunque deberá cumplir prisión domiciliaria en otro expediente en el que se lo acusa por explotar ilegalmente los puestos de esa feria, informaron fuentes judiciales.

La medida fue adoptada por la sala I de la Cámara Federal de La Plata, que revocó la prisión preventiva que pesaba contra Castillo (62) y le fijó una caución real de 500.000 pesos, la cual depositará mañana y podrá ir a vivir a su mansión de la localidad de Open Door.

Según la resolución a la que accedió Télam, los camaristas Julio Reboredo y Roberto Lemos Arias revocaron el procesamiento de Castillo con respecto a haber puesto a la venta o vendido ilegítimamente marcas registradas, haber tomado parte en una asociación de tres o más personas y le dictaron la falta de mérito.

En tanto, le confirmaron el procesamiento por el delito de evasión impositiva y adoptaron idéntica decisión con Aldo Enrique Presa y Antonio Corrillo Torrez, los otros dos imputados en el mismo expediente.

“Como veníamos diciendo, en la causa federal la detención de Castillo fue arbitraria y ahora la Cámara nos da la razón con respecto a la denuncia que realizamos contra el juez (Federico Villena) hace dos meses en el Consejo de la Magistratura”, dijo a Télam César Albarracín, abogado de “El Rey de La Salada”.

En septiembre, la sala III de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora había hecho lugar a un planteo de la defensa de Castillo y dispuso que sea monitoreado a través de una tobillera electrónica.

Sin embargo, esa medida no se había podido efectivizar porque continuaba detenido en la causa federal, pero ahora podrá regresar a su mansión del barrio privado Haras Argentino de Open Door, partido de Luján, la misma en la que en el 21 de junio del 2017 había sido detenido tras atacar a balazos a los policías que participaron del operativo.

Además de la causa por presunto lavado de dinero, que tramita el juez federal Juan Pablo Augé, Castillo está acusado por su colega del fuero ordinario Gustavo Craig por “asociación ilítica” y “tentativa de homicidio”, por las heridas que sufrió ese efectivo, cuando el detenido efectuó dos disparos a través de la mirilla de la puerta blindada de una de las habitaciones y lo hirió.

En el marco de este expediente, el juez dio por concluida la instrucción, por lo que Castillo ya estaría en condiciones de enfrentar un juicio oral, en el que además habrá otros 33 acusados, entre ellos algunos familiares del “Rey de La Salada”.