Elevan a juicio oral la causa por el brutal asesinato de Sofía Maier

La joven tenía 20 años. Fue ultimada de 16 puñaladas en noviembre de 2013 en su vivienda de Ministro Rivadavia, en Almirante Brown. El acusado es su ex pareja, con quien tenía una beba de un año. Luego de cometer el homicidio, un amigo convenció al joven para que no se suicidara y se entregara a la Policía.

El fiscal de Lomas de Zamora Daniel Semisa elevó a juicio oral la causa por el asesinato de la joven Sofía Maier, ocurrido en noviembre pasado en el barrio Ministro Rivadavia, en Almirante Brown. Por el hecho, será juzgado el único detenido: la ex pareja de la víctima.

Fuentes judiciales informaron en exclusiva a DiarioConurbano.com que el titular de la UFI 12 de Lomas decidió cerrar la etapa de instrucción y elevar la causa a juicio oral. El detenido – identificado como Jonathan Paniagua, de 19 años – será juzgado por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé la pena de prisión perpetua.

El pedido del fiscal, según se prevé, será avalado en los próximos días por el Juzgado de Garantías 1 de Lomas. Paniagua está acusado de matar de 16 puñaladas a Sofía Maier, de 20 años

El 7 de noviembre de 2013, por la tarde, Sofía y Jonathan se encontraron en la casa que habían compartido, ubicada en Barrios, entre Cevallos y Espora, en el barrio Ministro Rivadavia, en Almirante Brown. Con ellos estaba la beba de ambos, quien en ese momento tenía sólo un año.

Tras una discusión – situación que era habitual en la pareja  -, el joven agredió a Sofía ferozmente. De acuerdo a las pericias ,la mató de 16 puñaladas, de distinta profundidad, y le quebró un brazo.

Luego del hecho, escapó y un amigo – de nombre Darío – lo encontró junto a las vías del tren, a la altura de Longchamps. Jonathan le confesó que se quería matar por lo que había hecho, y el otro joven le explicó que su ex pareja no había muerto y lo convenció para que se entregara en una comisaría. El joven se entregó finalmente en la Comisaría de Longchamps, donde quedó detenido.

Los familiares de Sofía Maier recordaron que Jonathan no podía soportar la separación y que, tras esa ruptura, la joven volviera a salir con amigas. Estos celos habrían sido uno de los disparadores del feroz homicidio.